Ataque aéreo de la alianza liderada por Arabia Saudí sobre Yemen, la semana pasada
Ataque aéreo de la alianza liderada por Arabia Saudí sobre Yemen, la semana pasada - efe

Estados Unidos apoya una fuerza militar conjunta para hacer frente a las amenazas en Oriente Próximo

La participación es voluntariay ningún estado está obligado a participar

Actualizado:

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, ha afirmado este lunes que Washington apoya los planes de los países árabes para crear una fuerza militar conjunta para hacer frente a las amenazas a nivel de seguridad en Oriente Próximo, asegurando que podría cooperar con ella en caso de que los intereses coincidan.

Carter ha desvelado que varios líderes militares estadounidenses con los que se reunió hace varias semanas en Kuwait le comunicaron que los países de la coalición que combate al grupo terrorista Estado Islámico deberían asumir otras tareas en caso de ser capaces. «Creo que quieren hacer más y, como se ha visto en Yemen, es algo bueno porque es su región. La voluntad de las partes para incrementar sus acciones y hacer más por la estabilidad en Oriente Próximo es algo bueno», ha valorado.

«Son aliados de Estados Unidos a nivel de seguridad, y cuando actúen en línea con nuestros intereses seguiremos apoyándoles, como hemos hecho con otros asuntos», ha recalcado Carter.

El borrador de la resolución adoptada durante el fin de semana en la cumbre de la Liga Árabe indica que la participación en esta fuerza militar es voluntaria y que ningún estado está obligado a participar, lo que puede dar flexibilidad a los estados árabes a la hora de apuntarse a cualquier tipo de misión.

En el caso de Yemen, por ejemplo, Arabia Saudí convenció a una decena de países para luchar contra los rebeldes houthi, pero es una alineación que no tendría por qué repetirse en un futuro.