El primer ministro griego y el presidente del Parlamento Europeo
El primer ministro griego y el presidente del Parlamento Europeo - EFE

Tsipras afirma que no hay un problema griego, sino «europeo» y pide solidaridad

El primer ministro griego ha llegado este viernes a Bruselas en la que es su tercera visita a esta ciudad

Actualizado:

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha asegurado este viernes que «no hay un problema griego, sino europeo», y ha afirmado que Atenas está cumpliendo con sus compromisos y ha pedido a sus socios solidaridad y que hagan «su parte».

«Esperamos que nuestros socios hagan su parte y que encontremos una solución», ha dicho Tsipras al término de su reunión con el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, que ha señalado que «hace falta más diálogo entre Grecia y los demás Estados miembros y las instituciones».

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha aterizado este viernes a Bruselas para abordar la situación del país y de las negociaciones en torno al futuro de su rescate. Tsipras ha llegado a las 08.30 hora local (07.30 GMT) a la Eurocámara para reunirse con su presidente, el socialista alemán, con quien se ha reunido unos quince minutos a solas antes de dar paso a un par de personas más de sus gabinetes al encuentro, según han explicado a la agencia Efe fuentes parlamentarias.

Durante la reunión, las discusiones se han centrado en la situación de Grecia y del programa de reformas asociado al segundo rescate financiero concedido al país, que desde el miércoles es objeto de nuevas negociaciones entre representantes griegos y las instituciones que formaban la troika.

Esta es la segunda vez que Tsipras se desplaza a Bruselas para reunirse tanto con Schulz como con Juncker, a quienes conoció anteriormente, cuando los tres se presentaron durante la campaña de las elecciones europeas como candidatos a presidir la Comisión Europea, por los Socialistas, el Partido Popular y la Izquierda Europea. Con Schulz mantuvo también una reunión bilateral en Atenas.

La visita de Tsipras a Bruselas llega después de que este miércoles dieran comienzo las negociaciones entre Grecia y las instituciones que conformaban la troika, con el objetivo de lograr un acuerdo antes de finales de abril para cerrar la última revisión del programa de reformas y ajustes asociado al segundo rescate concedido al país.

Las conversaciones técnicas en Bruselas y Atenas se mantienen entre representantes helenos, la propia CE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), con la novedad de la participación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), en el ahora rebautizado como «Grupo de Bruselas».

Para llegar a un acuerdo será necesario que ambas partes consensúen un listado de reformas que sea aceptable tanto para Atenas como para los socios internacionales y de la zona del euro, y que Grecia dé muestras de que va a aplicarlas.

Esto permitirá también desembolsar la totalidad o parte de los 1.800 millones de euros que quedan en el fondo de rescate de la eurozona o de los 1.900 millones de euros que Atenas reclama al BCE procedente de los beneficios de las operaciones con bonos helenos. Grecia atraviesa dificultades de liquidez, cuya naturaleza no se ha hecho pública, y debe hacer frente este mes a importantes pagos entre refinanciaciones de letras y devoluciones al FMI.