Momento de la detención de Antonio Ledezma - ABC

Maduro manda detener al alcalde de Caracas

Se encontraba en su despacho en la Torre EXA en el barrio de El Rosal, en el este de Caracas, cuando funcionarios del Sebin se lo llevaron detenido y procedieron a registrar su oficina

Actualizado:

El alcalde metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, fue detenido a última hora del jueves por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en sus oficinas de la Torre EXA, en el barrio de El Rosal, en el este de Caracas. Momentos antes de su arresto, el alcalde tuvo tiempo de tuitear un mensaje dando cuenta de la situación.

El diputado opositor Richard Blanco, perteneciente al partido de Ledezma, Alianza Bravo Pueblo (ABP), y la dirigente opositora María Corina Machado se acercaron posteriormente al despacho de Ledezma y, tras preguntar a los testigos presenciales de la detención, informaron a la prensa de que «los agentes del Sebin llegaron sin orden de allanamiento, dispararon al aire, derribaron las puertas de las oficinas del alcalde metropolitano y se lo llevaron esposado tras golpearlo y registrar sus locales». Blanco y Machado se desplazaron a continuación a la sede del Sebin, en la plaza Venezuela de la capital, donde al parecer llevaron al alcalde detenido, sin obtener información al respecto. La esposa de Ledezma, Mitzy Capriles, lanzaba poco más tarde el siguiente mensaje a través de la cuenta oficial de su marido en Twitter: «Hago responsable a Maduro por la vida de mi esposo».

«Eje Madrid-Bogotá-Miami»

El arresto de Ledezma, alcalde desde 2008, se produce cuando se cumple un año de la detención y encarcelamiento del también líder opositor Leopoldo López. En su intento de aplastar a la oposición al régimen bolivariano, el presidente de la República, Nicolás Maduro, volvió a insistir ayer en su manida tesis del complot permanente contra el Estado. Dos horas después del arresto del alcalde metropolitano de Caracas, Maduro denunciaba la existencia de «un eje Madrid-Bogotá-Miami» para «conspirar» contra el Gobierno, según informaba la prensa local.

La pasada semana, el alcalde chavista del municipio Libertador de Caracas, Jorge Rodríguez, acusaba a Ledezma y al diputado opositor Julio Borges de ser los autores intelectuales del intento de golpe de Estado desarticulado, según anunció el presidente, el pasado 12 de febrero, un día antes de que se llevase a cabo la presunta asonada. Según las cuentas de la oposición, se trata del duodécimo golpe de Estado denunciado por Maduro desde que llegó al poder, en abril de 2013, a la muerte de Hugo Chávez.

El presidente del Parlamento venezolano, el oficialista Diosdado Cabello, aseguró por su parte que en el supuesto complot, identificado como «plan Jericó», estaban involucrados los opositores Ledezma, Borges, María Corina Machado y Diego Arria, exembajador de Venezuela en la ONU.

Casi a la misma hora en que Ledezma tuiteaba en directo su detención, la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, denunciaba a través de la misma red social que funcionarios de la prisión militar de Ramo Verde intentaban «secuestrar a Leopoldo para sacarlo del penal». Tintori informaba de que, según había conocido por familiares de otros presos, la situación en la prisión «es crítica», y responsabilizaba «de cualquier cosa que le pueda ocurrir a mi marido o a cualquiera de los presos al presidente Maduro».

Motín en Ramo Verde

Al parecer y según denunciaba la oposición, los presos de la cárcel militar de Ramo Verde se habían amotinado ayer por la tarde para exigir la destitución del director del centro penitenciario, el coronel Homero Miranda, por supuestas violaciones de los Derechos Humanos. Cierto o alentado por los funcionarios, el motín podría ser la excusa para apartar a López de los demás reclusos. Hace una semana, una veintena de encapuchados sacaron a Leopoldo López de su celda y lo recluyeron en una celda de aislamiento.

La pasada semana el alcalde del municipio Libertador de Caracas, el chavista Jorge Rodríguez, acusó a Ledezma y al diputado opositor Julio Borges de ser los autores intelectuales del intento de golpe de Estado desarticulado, según anunció el presidente venezolano, Nicolás Maduro, un día antes de que se llevase a cabo, el pasado 12 de febrero.