El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - reuters

Israel prepara la «inmigración masiva» de judíos de Europa

El rabino jefe de Dinamarca se muestra contrario a los planes de Benjamin Netanyahu

Actualizado:

El segundo ataque mortal que sufre la minoría judía en Europa en lo que va de año llevó a Benjamin Netanyahu a «exhortar y preparar la inmigración masiva» a Israel para garantizar su seguridad. El primer ministro piensa que «la oleada de ataques no se va a detener» y por eso el Consejo de Ministros estudiará un plan para fomentar la “aliá”, la inmigración de judíos a Israel, al que piensa destinar 180 millones de shekels (40,6 millones de euros), según informó la oficina del primer ministro. Belgas, ucranianos y franceses encabezan la lista de países donde Israel piensa centrar sus esfuerzos, pero el llamamiento es general y Netanyahu insistió: «Israel os está esperando con los brazos abiertos».

Las autoridades de Tel Aviv reaccionan al ataque en Copenhague, en el que murió el vigilante de seguridad de la sinagoga, aun con mayor contundencia que tras el atentado contra el supermercado kosher de París de enero en el que cinco personas perdieron la vida. Esta llamada a la «aliá» tras ataques terroristas, sin embargo, es criticada por la Agencia Judía, la principal institución que se dedica a traer judíos a Israel, porque «una decisión tan importante no se puede basar en el miedo», insistía su portavoz, Yigal Palmor, a este medio tras el ataque de París. La misma opinión tiene el rabino jefe de Dinamarca, Jair Melchior, que se mostró «disgustado» con las palabras del primer ministro porque «el terror no puede ser nunca el motivo para mudarse a Israel». Los datos que maneja la Agencia Judía, sin embargo, indican que los ataques influyen de forma directa en los planes de emigración y para este 2015 pronostica que 15.000 judíos franceses pueden hacer la «aliá», el doble que el año pasado.

Junto a Netanyahu, el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, y el de Economía, Naftali Benet, se sumaron a la lista de condenas públicas de forma inmediata, tres figuras que se vigilan muy cerca en las últimas semanas de campaña electoral en las que se ha endurecido su pugna por la presidencia. El jefe de la diplomacia israelí pidió a Occidente que pase de las declaraciones y empiece de una vez una «guerra devastadora contra el terrorismo islámico y sus causas».

«Europa debe despertar»

En una entrevista concedida a Ynet, Benet señaló que «los judíos pueden y deben tener el derecho a vivir en cualquier sitio, pero si hay quienes están preocupados por su futuro deben saber que les estamos esperando». Para el líder del ultraconservador “Casa Judía” la lucha contra el extremismo «no es una batalla perdida», pero «Europa debe despertar, identificar la amenaza y darse cuenta de que no son ataques esporádicos: hay un plan claro de ataques contra el mundo libre por parte del Islam radical».