El presidente Michel Martelly (Izquierda) junto al nuevo primer ministro Evans Paul
El presidente Michel Martelly (Izquierda) junto al nuevo primer ministro Evans Paul - afp

El nuevo primer ministro de Haití se compromete a celebrar elecciones democráticas este año

Tras asumir el cargo Evans Paul aseguró que cooperará con el presidente Michel Martelly para resolver la actual crisis

Actualizado:

El nuevo primer ministro de Haití, Evans Paul, quien asumió el cargo este viernes, se ha comprometido a trabajar con todos los grupos políticos para celebrar elecciones democráticas este año. Además ha afirmado que cooperará con el presidente Michel Martelly para resolver la actual crisis.

En su discurso de toma de posesión, Paul señaló que se esforzará en crear unas condiciones adecuadas que permitan la celebración de comicios en el país antes de finalizar 2015.

Paul, de 59 años y líder del partido Convenio por la Unidad Democrática (CUD), fue alcalde de Puerto Príncipe en 1990, en 2006 aspiró sin éxito a la Presidencia de la nación caribeña y fue un aliado del ex presidente haitiano Jean Bertrand Aristide.

Antes de la toma de posesión, Martelly había anunciado que en las próximas 48 horas formará un Gobierno de consenso, al frente del cual se situará Paul.

En un mensaje dirigido a la nación, Martelly, acompañado de miembros del cuerpo diplomático en Haití, así como líderes de varios partidos políticos, se mostró convencido de que la «actual debilidad de las instituciones no debe ni puede durar».

Para el nuevo primer ministro «es urgente corregir esas deficiencias lo antes posible porque el principal perdedor en esta crisis sigue siendo el pueblo haitiano».

Martelly s e dirigió a la nación el mismo día en que miles de manifestantes salieron a las calles de la capital para pedir su dimisión y anunciaron más protestas para este sábado y la semana que viene.

Las continuas suspensiones de los comicios legislativos y municipales en Haití, que no se celebran desde hace tres años, han sido uno de los detonantes esgrimidos por la oposición para reclamar en las calles la renuncia de Martelly, quien llamó a la unidad y a promover los «valores cultivados» por los padres fundadores.

La protesta por la grave situación política, acentuada por la disolución del Parlamento el martes, llevó a los manifestantes a recorrer los vecindarios más pobres de la ciudad en dirección al Palacio Nacional, portando muchos de ellos fotografías del expresidente Aristide.

En sus palabras al pueblo haitiano, Martelly reconoció el derecho a manifestarse de los opositores, a los que pidió que mantengan el orden mientras reconduce el país a la celebración de comicios, al tiempo que instó al diálogo.

El presidente recibió el respaldo de Estados Unidos, país que aplaudió las «concesiones» que ha hecho en aras del consenso para poner fin a la crisis que vive la nación caribeña.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, trasladó este mensaje a Martelly en una conversación telefónica este viernes, en la que también expresó su «decepción» por que el Parlamento haitiano no aprobara los cambios en la ley electoral antes del plazo del 12 de enero, según informó la Casa Blanca en un comunicado.

El gobernante haitiano también reveló que la semana próxima se conformará el Consejo Electoral Provisional (CEP), con la participación de sectores ajenos a los partidos políticos.

Precisamente, el jueves fue escogido como uno de los miembros de ese organismo el periodista Pierre Manigat, exeditor del periódico Le Nouvelliste.