La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego Andonis Samarás, juntos en una imagen de 2012
La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego Andonis Samarás, juntos en una imagen de 2012 - afp

Merkel se plantea que Grecia salga del euro si Syriza gana las elecciones

Una filtración a la revista «Der Spiegel» asegura que la canciller y su ministro Schauble ven incluso «inevitable» y viable que Atenas abandone la moneda única

Actualizado:

El Gobierno alemán ya lo dice abiertamente: está preparado para una eventual salida de Grecia de la Eurozona. Era cuestión de tiempo que Berlín se pronunciase sobre la situación de Grecia, país que encara unas elecciones legislativas el próximo 25 de enero tras fracasar todos los intentos de formar Gobierno.

Merkel utilizó el mecanismo habitual en estos casos: la filtración a la prensa alemana. El semanario de referencia «Der Spiegel» lo publicó la tarde de este sábado en el avance digital de su nueva edición en papel: «El Gobierno federal considera asumible una salida de Grecia del euro», titula en su edición digital el semanario, que cita «círculos gubernamentales».

Según «Der Spiegel», tanto Merkel como su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, consideran que la Eurozona ha hecho los avances necesarios para evitar un efecto contagio. Según esas mismas fuentes gubernamentales, las economías de Portugal y Grecia están lo suficientemente saneadas. Además, tanto el Mecanismo de Estabilidad Europeo como la Unión Bancaria son herramientas suficientes para hacer frente a las posibles consecuencias de la salida de Grecia.

Tras el globo sonda lanzado por Berlín a través de «Der Spiegel», llegó la posición oficial del Gobierno de Merkel. «Alemania parte de la base de que Grecia seguirá cumpliendo con los compromisos contraídos contractualmente con la Troika», dijo este domingo Georg Streiter, viceportavoz de la canciller. El ministerio de Finanzas no quiso pronunciarse al respecto.

Críticas a la canciller

Con la convocatoria de nuevas elecciones (en las que las encuestas apuntan que vencerá el partido izquierdista Syriza), Grecia protagoniza un nuevo episodio en la política de austeridad impulsada desde Alemania, y que día a día se le atraganta más a Merkel. Y es que cada vez son más las voces dentro de Alemania que ponen en entredicho la gestión de la canciller de la crisis de deuda europea.

Un claro ejemplo es el ascenso de Alternativa para Alemania, partido derechista y euroescéptico cada vez más afianzado en el panorama político germano y que lleva meses abogando por la salida de Grecia de la moneda común. Otro, es el principal partido de la oposición parlamentaria, La Izquierda. Su presidente, Bernd Riexinger, no ahorró este domingo en munición contra Merkel: «Con esta indiscreción intencionada, el Gobierno lanza una bomba que puede provocar una escalada de la crisis en Grecia», dijo Riexinger, quien acusó a Berlín de practicar la «extorsión pública» contra Atenas antes de las próximas elecciones helenas.