Helia Molina
Helia Molina - EFE

La ministra de Salud chilena dimite por unas polémicas declaraciones sobre el aborto

Helia Molina afirmó que en muchas clínicas de clase alta, familias conservadoras han llevado a sus hijas a interrumpir sus embarazos

Actualizado:

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, aceptó hoy la renuncia de la titular de Salud, Helia Molina, tras difundirse unas polémicas declaraciones de la ministra sobre el aborto, una práctica penalizada en Chile. Esta es la primera renuncia de un ministro del Gabinete de la presidenta Bachelet desde que asumió el pasado 11 de marzo.

«En todas las clínicas 'cuicas' (elegantes), muchas familias conservadoras han hecho abortar a sus hijas. Las personas con más dinero no requieren de leyes, porque tienen los recursos», dijo Molina en una entrevista al diario «La Segunda». Estas declaraciones, que recibieron múltiples muestras de apoyo en las redes sociales, volvieron a reabrir el debate sobre el aborto en el país. La renuncia fue confirmada por el portavoz de Gobierno, Álvaro Elizalde, en declaraciones a periodistas. «Debemos informar que la ministra Helia Molina ha presentado su renuncia para evitar polémicas artificiales que puedan distraer al Gobierno de la tarea de mejorar la salud de todos y todas», dijo Elizalde. Añadió que la presidenta, además de aceptar la dimisión, expresó su reconocimiento a la contribución realizada por la ahora exministra y por su extensa trayectoria profesional.

Molina, al ser consultada al llegar a su casa por Canal 13 de Televisión, afirmó que no se arrepiente de nada de lo que dijo. «Si perjudico al Gobierno, eso me preocupa (...) No me desdigo de nada», enfatizó. Agregó que está «feliz de haber trabajado en el Gobierno de la presidenta Bachelet. Renuncié porque no quiero producirle molestias a mi gobierno, yo voy a estar apoyándolos hasta el último minuto desde el espacio que esté».

El pasado 21 de mayo, Bachelet anunció un proyecto para despenalizar el aborto en tres situaciones (violación, incompatibilidad del feto con la vida y riesgo de muerte de la madre), pero hasta ahora la iniciativa no se ha concretado. De acuerdo con un sondeo realizado por la empresa Adimark a mediados de año, el 71% de los chilenos se mostró conforme con la aprobación de un proyecto de aborto terapéutico en los casos propuestos por el Gobierno