Mohsen Amir-Aslani, en una imagen tomada en la cárcel
Mohsen Amir-Aslani, en una imagen tomada en la cárcel - the guardian

Ejecutado en la horca en Irán por difundir «herejías» sobre el Corán

Mohsen Amir-Aslani, de 37 años, fue detenido hace nueve años por sus interpretaciones sobre el profeta Jonás

Actualizado:

Un iraní de 37 años fue ejecutado en la horca la semana pasada, después de haber sido declarado culpable de herejía y de insultar al profeta Jonás, según anunciaron fuentes de organismos de derechos humanos recogidas por el diario The Guardian. Mohsen Amir-Aslani fue detenido hace nueve años por llevar a cabo actividades que las autoridades del régimen iraní -chií y fundamentalista- consideran "heréticas".

Según la familia, el ejecutado trabajaba en el sector de la psicoterapia, pero también llevaba a cabo sesiones de lectura y recitación del Corán y tenía sus propias interpretaciones del libro sagrado de los musulmanes. Amir-Aslani fue ejecutado la semana pasada por promover "innovaciones en la religión" y "difundir la corrupción en el mundo". La justicia se refirió en particular, durante su proceso, a su interpretación de la historia de Jonás tal como aparece en el Corán como si fuera un relato fantástico lleno de simbolismos.

La Justicia iraní negó que la muerte en la horca de Amir-Aslani se debiera a sus opiniones heréticas, y afirmó que había tenido "relaciones sexuales ilícitas" con algunas de las personas que asistían a sus sesiones sobre el Corán. Esta acusación fue rechazada por su esposa y por la familia del ejecutado, según informó una fuente anónima a la Ong "Campaña Internacional por los derechos humanos en Irán" (ICHRI, por sus siglas en inglés), con sede en Nueva York.