Lisa Howard, la mediadora de la historia secreta entre Kennedy y Castro
Fotografía de archivo de Fidel Castro - abc

Lisa Howard, la mediadora de la historia secreta entre Kennedy y Castro

La periodista estadounidense se convirtió en una pieza clave en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba

Actualizado:

Si uno escucha el nombre de Lisa Howard puede que no le diga nada. Sin embargo, se trata de una pieza clave en un hecho histórico que jamás llegó a culminarse: el intento de acercamiento entre Estados Unidos y Cuba de la mano de los que por aquel entonces eran sus presidentes, John F. Kennedy y Fidel Castro.

Para comprender su historia es preciso conocer el contexto basándonos en dos momentos clave para ambas potencias: la invasión de Bahía Cochinos (Cuba, abril de 1961), plan ideado por la CIA para acabar con Fidel Castro -que terminó en una sonora derrota de los invasores y en el que es considerado como uno de los grandes errores del prestigioso Kennedy y un triunfo para Castro- y la crisis de los misiles soviéticos en Cuba (octubre de 1962), que puso de manifiesto que el líder cubano y la URSS habían tomado caminos distintos, para alivio de Estados Unidos.

Ambos capítulos fueron determinantes para Kennedy puesto que, si bien el primero fue su gran error, con la gestión del segundo aprendió de los errores y salió reforzado. Tal y como escribía en su artículo en ABC Javier Rupérez «El crimen fue en Dallas (Tejas), hace cincuenta años»: «el presidente estadounidense manejó con más soltura la crisis de los misiles soviéticos, seguramente enviados a la isla caribeña por Nikita Kruschev en la errónea convicción de que un vacilante Kennedy acabaría por acomodarse al desafío. Mostró firmeza y habilidad para conseguir la retirada de los artefactos y con ella evitar los peligros de un enfrentamiento nuclear».

Este era el contexto público, pero, según consta en los documentos desclasificados por la CIA en el año 2007, Fidel Castro y John Kennedy estaban tratando de promover en los años 60 un acercamiento. En el cómo se había resuelto crisis de los misiles, sin contar con Cuba, asesores del presidente de EE.UU. vieron la oportunidad de alejar a Castro de las relaciones e influencia de la URSS y, según consta en dichos textos desclasificados, días antes del asesinato del líder de EE.UU., las negociaciones de acercamiento iban a culminarse con una reunión entre los respectivos delegados estadounidenses y cubanos. Clave en dicho hito fue Lisa Howard.

El encuentro con Castro

Nacida en 1930 en Ohio con el nombre de Dorothy Jean Guggenheim, dejó con sólo 17 años su ciudad natal para ser actriz, momento en el que decidió cambiar su nombre. Aunque no le fue mal en el ámbito de las artes escénicas, tal y como se relata en el reportaje «Kennedy y Castro: la historia secreta», emitido en el programa de La 2, «Docufilia», Howard tenía otra faceta: escribía artículos para revistas políticas. Así, poco a poco el mundo del periodismo se convirtió en su motor y en 1959 se introdujo en la radio.

Tras la invasión de Bahía Cochinos, Howard se suma a la larga lista de periodistas que quiere entrevistar al líder cubano, muy fortalezido tras el fracaso de la misión para derrocarle. Así, en abril de 1963 Lisa, ya convertida en reportera de la cadena American Broadcasting Company (ABC), viaja a Cuba para cumplir su objetivo. «Doctor Castro, ¿siente que hay alguna posibilidad para la normalización de las relaciones con Estados Unidos?», pregunta la periodista al líder cubano: «Creo que es posible si el gobierno de Estados Unidos lo desea», respondió él. Aquel encuentro marcó a Lisa Howard y su entrevista fue un éxito en Estados Unidos.

Richard Helms , de la CIA, es el canal que Howard emplea para hacer saber al Gobierno estadounidense las intenciones de Castro, algo que este plasma en un informe que el presidente Kennedy lee. Más tarde, Howard da un paso más y expresa en persona, esta vez al adjunto al embajador norteamericano adscrito a la misión de Estados Unidos en las Naciones Unidas, William Attwood, la disposición del líder cubano a establecer algún tipo de contacto con Estados Unidos.

El asesinato de Kennedy

La actuación de Howard, quien también se entrevistó, entre otros, con Raúl Castro y su esposa o el cirujano René Vallejo, un cirujano muy próximo a Castro, no se queda ahí. En septiembre decide organizar un cóctel en su piso de Manhattan al que invita a Attwood y al embajador cubano ante la ONU, Carlos Lechuga. Fue el escenario en el que se acordó una reunión secreta y se realizaron preparativos provisionales para que Attwood viajara a La Habana e diciembre de 1963 y se encontrara con Castro. Lisa Howard fue el canal mediante el que ambos bandos se comunicaban, ella sentó las bases para que empezara a ser una realidad un acercamiento entre ambos países.

Kennedy eligió al periodista francés Jean Daniel para que le transmitiera, en persona, su intención de de hablar seriamente con Cuba. Así lo hizo el 22 de noviembre de 1963, día en el que todo lo que se había gestado para un acercamiento entre los dos países se vino abajo con el asesinato del presidente.

Lo que no terminó con la muerte de Kennedy fue el interés de Lisa Howard por una verdadera normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Por ello vuelve a viajar a territorio cubano y a entrevistar a Fidel. Sin embargo, su entusiasmo ya no es recibido igual en la nueva Casa Blanca, que decide retirarla de la cuestión cubana. A partir de ese momento decide involucrarse más aún en la política hasta el punto de terminar siendo despedida de la candena ABC, lo que le sumió en una profunda depresión. Se quitó la vida en julio de 1965.