Leopoldo López denuncia que sufre diez años de persecución
Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor, llega a las inmediaciones del Palacio de Justicia - efe

Leopoldo López denuncia que sufre diez años de persecución

El líder opositor venezolano, encarcelado desde hace más de tres meses, se enfrenta a un tribunal que podría condenarlo a diez años de cárcel

Actualizado:

La Fiscalía venezolana culpa al opositor preso Leopoldo López de instigar con su «mensaje subliminal» la violencia en las protestas que estallaron el pasado 12 de febrero. Así lo afirmó la defensa del jefe del partido Voluntad Popular cuando ayer se celebraba la segunda sesión de la vista preliminar de su caso, con las mismas medidas de seguridad restrictivas en el Palacio de Justicia.

López, preso sin juicio desde el pasado 18 de febrero, fue trasladado desde la cárcel militar de Ramo Verde al juzgado 16 de Control de Caracas. Entre sesión y sesión solo tuvo cuatro horas de descanso. En su defensa, López expuso que «me crié viendo las dictaduras como un recuerdo en blanco y negro, hoy me doy cuenta que estamos viviendo una dictadura a color en el siglo XXI». El líder opositor denunció asimismo haber sufrido más de diez años de persecución política por parte del régimen bolivariano y añadió que a partir de 2013 fue el propio Nicolás Maduro quien expresó públicamente su deseo de encarcelarle, lo que finalmente ocurrió.

A través de una carta, publicada durante la vista preliminar de su caso, el político opositor presentó algunos de los alegatos utilizados para su defensa. Roberto Marrero, uno de los abogados de la defensa, señaló que la Fiscalía «no presentó alegatos suficientemente fuertes para sustentar la acusación contra el líder de Voluntad Popular y los estudiantes Cristian Holdack, Marco Coello, Damián Martín y Angel González».

Marrero precisó que la acusación de la Fiscalía se basa en los discursos en los que Leopoldo López «planteaba la salida constitucional de un Gobierno desgastado que pasa por la renovación de los poderes públicos». El abogado defensor considera que las pruebas de la Fiscalía se basan en declaraciones de funcionarios del mismo organismo. A su juicio, si la juez Adriana López actúa apegada a derecho, Leopoldo López debía ser liberado tras el fin de la segunda sesión de la vista preliminar de su caso.