Familiares del vuelo MH370 protestan ante la embajada de Malasia en Pekín
Familiares de los pasajeros del vuelo MH370 ante la embajada de Malasia en Pekín - afp

Familiares del vuelo MH370 protestan ante la embajada de Malasia en Pekín

El robot submarino ha completado el 95% de la zona de búsqueda sin hallar ningún rastro del avión

Actualizado:

Decenas de familiares de las víctimas desaparecidas del vuelo MH370 de Malaysia Airlines permanecen desde anoche concentrados ante la embajada de Malasia en Pekín, exigiendo ser recibidos por los responsables, según ha constatado un periodista de AFP.

La protesta se produce tras el encuentro entre las familias y representantes de la compañía aérea en el que fue precisa la intervención de las fuerzas del orden.

«He pasado toda la noche ante la embajada y todavía hay mucha gente que espera fuera», señala Wen Wancheng, que perdió a su hijo en la catástrofe aérea.

A los periodistas extranjeros no se les ha permitido acercarse hasta la embajada malasia, rodeada de fuerte protección policial.

Los familiares permanecen desde hace cerca de 50 días en un hotel de la capital china donde se han reunido regularmente con responsables de Malaysia Airlines o con autoridades malasias. Estos encuentros han estado marcados por crisis nerviosas e incidentes de ira de las familias, que están convencidas de que Kuala Lumpur les oculta la verdad desde que el 8 de marzo el avión desapareciera de los radares civiles cuando viajaba a Pekín. Había 153 pasajeros chinos a bordo del vuelo MH370.

Según Steven Wang, uno de los manifestantes, la protesta nocturna ante la embajada de Malasia ha reunido a un centenar de personas que exigen que se designe a un nuevo representante en las reuniones informativas con las familias.

Sin rastro

Los equipos de rescate reanudaron hoy el rastreo submarino en el océano Índico que a punto de concluir sigue sin encontrar ningún rastro del avión desaparecido hace casi siete semanas. El vehículo no tripulado Bluefin-21 realiza la misión 13 en la zona de búsqueda delimitada por la investigación, situada en un radio de 10 kilómetros alrededor del punto donde se detectó una de las cuatro señales parecidas a las de una caja negra.

«El Bluefin-21 ha completado aproximadamente el 95% de la zona de búsqueda. No ha habido contactos de interés hasta el momento», dijo el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas en su último comunicado. Hasta el momento, el submarino autónomo ha analizado una zona de diez kilómetros cuadrados de una zona a 2.000 millas al noroeste de la localidad australiana de Perth.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima realiza al mismo tiempo una búsqueda visual en un área de 49.240 kilómetros cuadrados situada a 1.584 kilómetros al noroeste de Perth, en la costa oeste australiana, en la que participan 8 aviones y 10 embarcaciones.

Una búsqueda ¿de años?

Un alto cargo del Pentágono ha afirmado este viernes que la búsqueda podría llevar años, tras semanas de tareas rescate infructuosas. En declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters bajo condición de anonimato, esta fuente ha dicho que estas tareas serán ahora más difíciles, ya que hay que ampliar el radio de búsqueda. «Hemos ido a un área pequeña y no hemos encontrado nada. Ahora debemos volver al área más amplia. Esto supone hablar de años», ha agregado.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, dijo anoche en una entrevista a la CNN que la próxima semana se darán a conocer los resultados preliminares de una investigación interna sobre la desaparición del avión.

El vuelo MH370 de Malaysian Airlines despegó de Kuala Lumpur en la madrugada del pasado día 8 de marzo con 239 personas a bordo y tenía previsto llegar a Pekín seis horas más tarde. El avión desapareció de las pantallas de control de radar a los 40 minutos de su despegue y cambió de rumbo en una «acción deliberada», según las autoridades malasias, para cruzar el Estrecho de Malaca en dirección contraria a su trayecto inicial.

Viajaban a bordo 153 chinos, 50 malasios, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

A finales de marzo, la compañía aérea comunicó a los familiares de los pasajeros del vuelo MH370 que todas las personas que viajaban a bordo del Boeing 777-200 ER están muertas. En un mensaje de texto SMS, la compañía comunicó a los familiares que «lamenta profundamente» que tengan que asumir «más allá de toda duda razonable que el MH370 se ha perdido y que ninguno de los que estaban a bordo ha sobrevivido».

En la actualidad, seis países están colaborando en la búsqueda del avión de Malaysia Airlines: Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur.