Un familiar del opositor venezolano Leopoldo López, presuntamente asesinado en Caracas
Un manifestante, durante una jornada de disturbios en Venezuela - REUTERS

Un familiar del opositor venezolano Leopoldo López, presuntamente asesinado en Caracas

También ha sido hallado sin vida el cuñado del alcalde opositor de Sucre. La Policía niega que los hechos tengan relación alguna con la ola de violencia que sacude el país

EFE
Actualizado:

Un familiar del líder opositor Leopoldo López así como un cuñado del alcalde de Sucre, Carlos Ocariz, habrían sido presuntamente asesinados en Venezuela, tal y como ha informado este último. Se trataría de Luis Daniel Gómez y Gustavo Giménez, familiares de López y Oscariz respectivamente quienes, siempre según la versión del alcalde de Sucre, habrían sido asesinados por desconocidos en un parque de Caracas.

«Gustavo era de los buenos. ¿Hasta cuándo esta guerra de mierda? Paremos la violencia por Dios», ha escrito el alcalde en Twitter tras conocer los hechos que, según las primeras informaciones, están desvinculados a la ola de violencia que azota Venezuela. La investigación preliminar del suceso apunta a que ambas víctimas se encontraban montando en bicileta cuando fueron sorprendidos por varios delincuentes, cerrando tajantamente la posibilidad de que ambos asesinatos tengan algo que ver con sus relaciones familiares.

La semana pasada, la Fiscal General Luisa Ortega, anunció finalmente la presentación de cuatro cargos contra el dirigente de la oposición, Leopoldo López, y por los que podría ir diez años a prisión. «En Caracas se acusó al ciudadano Leopoldo López Mendoza, economista, por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, e incendio en grado de determinador (autor intelectual)», dijo Ortega en rueda de prensa. Previamente en su twitter había incluido el cuarto cargo de «asociación para delinquir».

Según cifras oficiales, la violencia delictiva se cobró en 2013 la vida de más de 11.000 personas, cifra inferior a los 16.000 del año 2012. Sin embargo, la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia eleva la cifra de asesinatos a unos 25.000 en 2013.