El norte de Chile, zona de catástrofe y estado de excepción
Bomberos extinguen un incendio declarado en un restaurante tras el terremoto - afp

El norte de Chile, zona de catástrofe y estado de excepción

La presidenta Michelle Bachelet toma medidas para evitar que se produzcan saqueos en Arica, Parinacota y Tarapacá

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El norte de Chile, en concreto las zonas de Arica, Tarapacá y Parinacota, han sido las regiones más afectadas por el terremoto de 8,2 grados en la escala de Richter registrado esta noche. Por ello, la presidenta del país Michelle Bachelet las ha decretado zona de catástrofe y ha ordenado que sean las Fuerzas Armadas del país quienes tengan el control. [Fotogalería: Chile busca refugio frente a un tsunami]

Bachelet, quien viajará a la zona para conocer sobre el terreno la dimensión de la catástrofe y supervisar las medidas adoptadas, ha firmado un decreto de estado de excepción constitucional que, entre otras medidas, supone que las fuerzas de seguridad y de orden quedan bajo control de mandos militares. [ Sigue en directo toda la información sobre el terremoto]

A diferencia de lo ocurrido en el terremoto de hace cuatro años, esta vez la mandataria tomó inmediatamente la decisión de recurrir a las fuerzas armadas para resguardar el orden público y evitar saqueos.

«Un gran desastre»

«Hay heridos menores que han ido al hospital y que también han sido atendidos en los centros de albergue», ha explicado a la Televisión Nacional de Chile Salvador Urrutia, alcalde de Arica, una ciudad chilena situada a 1.660 kilómetros al norte de Santiago, que hoy fue sacudida por un terremoto de 8,2 grados Richter.

Según explicó el edil ariqueño algunas casas de adobe se han caído por el fuerte temblor, que sin embargo, no causó daño a los edificios de altura. «Ha sido un gran desastre, pero felizmente no tenemos muertos ni heridos graves», sentenció.

El terremoto de 8,2 grados de magnitud se registró este martes en el extremo norte del país y generó un tsunami que disparó las alarmas en toda la costa de Chile, así como en Perú, Ecuador, Colombia y Costa Rica. El movimiento telúrico, que afectó principalmente a las regiones norteñas de Arica y Parinacota, se registró a las 20:46, con epicentro en el mar, a 89 kilómetros al suroeste de Cuya, frente a la costa de Tarapacá, según informó el Centro Sismológico Nacional.

Con agua pero sin luz

«Ya ha evacuado una gran cantidad de gente, que se ha ido mucho más lejos de la zona de seguridad, a 50, 60 y hasta 70 metros de altura», explicó el alcalde de Arica, quien señaló que ya están funcionado albergues para las personas que han abandonado sus casas y no tienen donde pasar la noche. Salvador Urrutia señaló que, a pesar del fuerte temblor, en general hay tranquilidad y agregó que el aeropuerto de Arica está operativo, no así el de la vecina ciudad de Iquque, debido a que registró una falla en la torre de control.

En Arica, ciudad situada en la frontera con Perú, el servicio de agua potable funciona sin problemas, pero a estas horas permanece a oscuras y tampoco es posible la comunicación mediante telefonía móvil. A pesar de que en las últimas semanas la zona norte del país se ha visto sacudida por gran cantidad de sismos, cuando se produjo el terremoto de esta noche, en Arica no sonaron las alarmas autónomas (las que no están conectadas al servicio eléctrico), debido a que la licitación del servicio está retrasada desde hace un año.

Inmediatamente después de que ocurriera el movimiento telúrico la Oficina Nacional de Emergencia decretó la evacuación preventiva del borde costero en las regiones de Arica y Parinacota, que posteriormente se extendió al borde costero de todo el país.

Las autoridades han hecho reiterados llamamientos para que las personas que aún no han evacuado las zonas de riesgo lo hagan "de manera inmediata" y que "las que se encuentran en lugares seguros, permanezcan en ellos y sigan atentas las indicaciones".