Controlado el incendio en una planta de petróleo de YPF en Argentina
El suceso tuvo lugar en las instalaciones de Cerro Divisadero, en Malargüe, provincia de Mendoza - marlarguediario.com.ar

Controlado el incendio en una planta de petróleo de YPF en Argentina

Resultaron heridas 14 personas tras la explosión de un tanque de petróleo

Actualizado:

El incendio que se declaró el sábado en las instalaciones que YPF posee en la ciudad de Malargüe, en el centro de Argentina, tras la explosión de un tanque de petróleo, ha sido controlado, según ha informado la empresa estatal.

«YPF confirma que el operativo desplegado en forma conjunta con las autoridades nacionales y provinciales permitió controlar el incendio en la planta de tratamiento de crudo de Cerro Divisadero», reza la nota de prensa.

La compañía de hidrocarburos ha explicado que «la acción de los aviones hidrantes sumada a las condiciones climáticas favorables, ha permitido confinar el incendio».

Además, ha indicado que «la baja de la temperatura de la zona en la que se encuentran los tanques de petróleo facilita los trabajos terrestres de las brigadas desplegadas en el área, que continuarán hasta la extinción definitiva».

Las tareas incluyen además «medidas complementarias para contener el impacto en el medio ambiente, que se suman a las barreras de contención que ya se disponían en el lugar», ha detallado.

YPF ha indicado que ya ha comenzado las tareas de mantenimiento para reiniciar las operaciones de las instalaciones cercanas, que habían sido paralizadas preventivamente, debido al riesgo de su afectación.

La explosión se produjo a las 12.45 (hora local) del sábado en un tanque con capacidad para almacenar hasta 10.000 metros cúbicos de petróleo ubicado en las instalaciones de Cerro Divisadero, en Malargüe, provincia de Mendoza.

«Sólo fueron derivadas 14 personas por lesiones leves a los centros asistenciales de la zona. No se registran heridos de gravedad», informó YPF poco después a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

YPF está bajo control del Estado argentino desde mayo de 2012, cuando el Congreso aprobó la expropiación del 51 % de las acciones de la petrolera a la española Repsol, que mantiene una participación del 12 % en la mayor productora de hidrocarburos del país suramericano.

El Gobierno argentino y la petrolera española alcanzaron recientemente un acuerdo de compensación por la expropiación que aún debe ser aprobado por el Congreso del país suramericano y por la junta de accionistas de Repsol.