Muere otro joven en las protestas contra Maduro en Venezuela
Un manifestante en enfrentamientos contra los agentes de seguridad en Caracas - reuters

Muere otro joven en las protestas contra Maduro en Venezuela

Un hombre abrió juego contra los manifestantes, hiriendo a Argenis Hernández, de 26 años

ep
Actualizado:

Un joven que resultó herido en el marco de la protesta celebrada ayer en el municipio de San Diego contra el Gobierno de Nicolás Maduro ha fallecido esta madrugada, con lo que ascienden a 32 las personas fallecidas en la ola de violencia que recorre Venezuela.

Se trata de Argenis Hernández, de 26 años de edad, que participaba en la concentración opositora realizada a la altura de la urbanización La Tulipa para bloquear la vía de acceso a la autopista que conecta Variante Bárbula y San Diego.

Un 'motorizado' se acercó a gran velocidad a la multitud con la intención de saltar la barrera, por lo que los manifestantes le pidieron que se detuviera. Sin embargo, el hombre abrió fuego, hiriendo a Hernández en el abdomen.

El joven fue trasladado de inmediato al ambulatorio de San Diego, donde fue estabilizado. Debido a la gravedad de su estado de salud, tuvo que ser ingresado en el Hospital Carabobo, pero sufrió una hemorragia interna por la que tuvo que ser derivado a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera, donde finalmente ha muerto.

De esta forma ascienden a 32 los muertos a causa de la ola de violencia que se desató el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados. Además, hay 461 heridos y 1.854 detenidos.

Desde entonces, detractores y seguidores del Gobierno han marchado casi a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión. La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución.

La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales. La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) ha ido un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.