Comienza el juicio de EE.UU. contra Abu Ghaith, el cuñado de Osama bin Laden
Abu Ghaith - afp

Comienza el juicio de EE.UU. contra Abu Ghaith, el cuñado de Osama bin Laden

La defensa del presunto portavoz del grupo terrorista ha afirmado que el gobierno estadounidense no puede demostrar que el acusado estaba al tanto de los ataques

Actualizado:

El juicio contra Suleimán Abu Ghaith, cuñado de Osama bin Laden, ha arrancado hoy en un tribunal federal de Nueva York. El jurado que deberá decidir si el acusado es culpable de conspirar para asesinar a ciudadanos estadounidenses y alentar atentados contra ellos.

Abu Ghaith, que según la acusación fue uno de los portavoces de Al Qaeda antes y después de los atentados del 11S en Estados Unidos, es la figura más reconocida de la organización juzgada en el país desde entonces.

En la vista celebrada hoy su defensa ha afirmado que el gobierno estadounidense no puede demostrar que el acusado estaba al tanto de los ataques.

El proceso en su contra arrancaba hoy después de que el juez rechazase el viernes una moción de la defensa para retrasar el juicio con el argumento de que se le confunde con un detenido de Guantánamo.

La defensa del acusado había pedido al tribunal posponer el inicio del juicio porque las autoridades habían confundido a su defendido con Abdul Rahman Abdul Abu Ghityh Sulayman, recluido en el centro de detención estadounidense en la base naval de Guantánamo (Cuba).

El juez federal Lewis Kaplan rechazó sin embargo la solicitud y también otra moción para que las autoridades estadounidenses haciera pública información sobre el detenido de Guantánamo.

El caso se complica también por el testimonio de Khalid Sheikh Mohammed, considerado el cerebro de los atentados terroristas del 11S y que también está detenido en Guantánamo.

La defensa de Abu Ghaith ha solicitado y logrado el testimonio de Mohammed, ya que considera que puede demostrar que su cliente es inocente de los cargos que se le presentan.

Sin embargo, las respuestas de Mohammed deben ser enviadas a otras agencias de seguridad estadounidenses, y la defensa aún no lo ha hecho hasta no lograr garantías de que la información no pasará a los servicios de inteligencia. Abu Ghaith se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua por servir en Al Qaeda.

Según la acusación, fue uno de los portavoces del grupo terrorista desde mayo de 2001 hasta mediados de 2002, y tras los atentados del 11S grabó varias declaraciones en las que amenazaba a EEUU con nuevos ataques.

Abu Ghaith habría servido en Al Qaeda junto a Bin Laden y su ayudante Ayman al-Zawahiri en ese período, actuando como portavoz ocasional, apoyando el cometido de la red terrorista y alertando de ataques "similares a los del 11S", añade el acta de acusación.

Grabado el 11-S

El acusado aparecía según las autoridades estadounidenses en un vídeo difundido al día siguiente del 11S junto a las dos máximas figuras de Al Qaeda.

En él, advertía a EEUU y sus aliados de que "un gran ejército se está reuniendo en su contra" y llamaba "a la nación del islam" a combatir a "los judíos, los cristianos y los estadounidenses".

Poco después también difundió otro mensaje en el que aseguraba a las autoridades de Washington que "la tormenta de aviones" no se detendría.

Abu Ghaith, nacido en Kuwait, se trasladó a Afganistán en el año 2000 y escapó del país dos años después rumbo a Irán, donde permaneció detenido durante años, según él mismo indicó a las autoridades.

Posteriormente, pasó a Turquía en enero de 2013, donde tras ser detenido fue liberado y tomó un avión el 28 de febrero para ver a su familia en Kuwait, según su relato.

El vuelo fue desviado a Jordania y Abu Ghaith fue arrestado y entregado a las autoridades estadounidenses.

A comienzos de marzo del pasado año, compareció por primera vez ante el juez Kaplan y se declaró no culpable de la acusación, y desde entonces ha estado detenido sin derecho a libertad bajo fianza.