Un joven ratifica que fue violado con un fusil por agentes de la Guardia Nacional
La madre del joven ha denunciado los malos tratos recibidos por su hijo - youtube/carabobo reporta
venezuela

Un joven ratifica que fue violado con un fusil por agentes de la Guardia Nacional

Juan Manuel Carrasco asegura que el suceso tuvo lugar tras ser detenido durante una protesta en el estado central de Carabobo

Actualizado:

Juan Manuel Carrasco, venezolano hijo de padre español, se ratificó este miércoles en su denuncia de que fue violado con un fusil por agentes de la Guardia Nacional tras ser detenido en una protesta, y desmintió a la fiscal general, Luisa Ortega, que ha negado los supuestos hechos.

Carrasco insistió hoy en rueda de prensa en que la semana pasada, tras ser detenido en una protesta, fue golpeado por agentes de la Guardia Nacional y que le introdujeron un fusil por el ano, lo cual, según señaló, se corroboró en una prueba forense a la que fue sometido posteriormente.

«Mis pantalones se estaban cayendo y yo en ningún momento bajé las manos porque tenía miedo a que me golpearan la cabeza y, cuando nos pusieron en posición fetal, fue cuando me bajaron los calzoncillos y me metieron el fusil», explicó.

El suceso se produjo, según Carrasco, cuando lo trasladaban junto con otras 11 personas al Destacamento de Seguridad Urbana situado junto a la cárcel de Tocuyito, en el estado central de Carabobo, en el marco de las protestas que se han producido desde hace quince días en el país.

Posteriormente, afirmó, le atendieron dos médicos forenses que le hicieron una prueba «que resultó positiva» y también señaló que no está libre como había dicho la fiscal general, Luisa Ortega.

«La fiscal dijo que estoy libre cuando es mentira, porque tengo fotos de los policías cuando llegaron siete patrullas aquí a mi casa para llevarme a la clínica», dijo.

Carrasco fue llevado a un centro hospitalario privado cinco días después de su liberación, el 16 de febrero.

Según informa el diario El Universal, un tribunal de control de Carabobo impuso a Carrasco un arresto domiciliario cautelar por un periodo de 45 días por delitos de obstaculización de vía pública, uso de adolescentes para delinquir, destrozos violentos a la propiedad privada, asociación para delinquir e instigación al odio.

Ortega indicó el pasado viernes que Carrasco y otros jóvenes detenidos fueron sometidos a una revisión médica tras su captura en la que no se mencionó esa supuesta violación como tampoco lo hizo, según la fiscal general, cuando fue presentado ante un juez.

«Cuando se le practicó este examen a este joven él no dijo nada sobre violación con un fusil, él nada mencionó al respecto y luego que el médico lo ausculta y le pregunta tampoco él menciona esta circunstancia», señaló, agregando que el médico determinó que había «contusiones de carácter leve».

Indicó que tampoco mencionaron esa situación en la audiencia aunque «sí malos tratos», por lo que una juez ordenó nuevos exámenes médicos e inició una investigación penal.

Independientemente de todo eso, la fiscal general dijo que había enviado un equipo de la unidad criminalista contra la vulneración de derechos fundamentales para investigar esta situación y determinar la certeza o falsedad de esa denuncia de este joven, que está siendo sometido a exámenes médicos.

«Este Ministerio Público está comprometido con la defensa de los derechos humanos porque no voy a permitir violaciones de derechos humanos», agregó.

Ortega señaló que, si se determina que la denuncia es cierta, se puede tener «la seguridad de que van a ser sancionados los responsables de este hecho» y si no es cierto se estudiará lo que prevé la legislación para el caso.

La fiscal dijo el lunes pasado que las protestas que se han producido en el país han dejado 13 muertos y posteriormente se ha informado del fallecimiento de otras dos personas.