Israel ataca una base de Hizbolá en la frontera de Siria y Líbano
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, no se refirió al ataque - Reuters
Líbano

Israel ataca una base de Hizbolá en la frontera de Siria y Líbano

Un convoy de armas enviadas por el Gobierno sirio fue, aparentemente, el blanco. Tel Aviv evitó comentarios

Actualizado:

Aviones israelíes han atacado objetivos de Hizbolá en la frontera entre Líbano y Siria. De acuerdo con la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN), Israel efectuó dos incursiones contra intereses de Hizbolá en la zona fronteriza, lo que ha llevado a especular con la posibilidad de que el ataque tuviera como blanco un convoy de armas del Gobierno sirio destinado a su aliado chií Hizbolá.

Las informaciones en torno a la ubicación precisa del incidente todavía resultan confusas dada la ausencia de una frontera definida entre ambos países, si bien, fuentes de seguridad citadas por el periódico libanés «The Daily Star» sitúan el episodio en el área montañosa de Janta, que separa los dos países. La cadena de televisión Al Manar, afín a Hizbolá, minimizó la noticia limitándose a señalar que las batidas israelíes se habían producido en la frontera. De acuerdo con distintos analistas, una agresión israelí en territorio libanés obligaría, en cierta medida, a Hizbolá a tener que responder, abriéndose así un nuevo y poco deseado frente en el intrincado conflicto sirio.

Israel ha destruido, al menos dos veces en 2013, distintos objetivos militares con el fin de evitar el traspaso de remesas de misiles a Hizbolá por parte del régimen sirio e iraní. En ninguna de las ocasiones anteriores ni Siria ni la milicia chií tomaron represalias.

La zona de Janta es descrita, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, como una destacada base desde la que se desplazarían las fuerzas de Hizbolá hacia las montañas de Qalamoun, una región fronteriza en la que en los últimos meses han tenido lugar enfrentamientos entre la insurgencia siria y la organización chií. Los medios libaneses aseguran, por su parte, que se trata de una importante base militar y de entrenamiento del partido. El área es también conocida por ser una ruta utilizada para el contrabando de armas entre el régimen de Damasco y su fiel valedor en el Líbano.

De acuerdo con algunos testigos presenciales, nubes de humo podían contemplarse de madrugada procedentes de la zona afectada.

El ejército israelí declinaron los comentarios al respecto. Las autoridades israelíes apuestan de nuevo por una política de ambigüedad que, ni confirma ni desmiente, frente a los ataques de convoys de armas e instalaciones en Siria o en la frontera, aunque han advertido repetidamente que Israel no tolerará la entrega de armamento sofisticado a Hizbolá. Atendiendo a las informaciones manejadas por diversos servicios de seguridad occidentales, se calcula que Hizbolá podría disponer de un arsenal de unos 150.000 misiles.