Erdogan tacha de «defensores de la inmoralidad» a los manifestantes contra la ley de Internet
Manifestantes contra la nueva ley de internet en Estambul - afp

Erdogan tacha de «defensores de la inmoralidad» a los manifestantes contra la ley de Internet

El primer ministro de Turquía asegura que las protestas están respaldadas por el «lobby de la pornografía»

Actualizado:

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha criticado este domingo a las personas que se han manifestado contra la nueva ley aprobada por el Parlamento que regula el uso de Internet y ha sostenido que los manifestantes son «defensores de la inmoralidad» respaldados por el «lobby de la pornografía».

«Lo lamento, perdonadme, pero la gente está saliendo a las calles para decir 'No toquéis este material indecente', y la estructura paralela les está respaldando», ha dicho, en referencia al movimiento Hizmet, encabezado por el influyente clérigo Fethulá Gulen.

Erdogan ha criticado veladamente a Gulen en las últimas semanas por su influencia en la Policía y el poder judicial en el marco de la operación contra la corrupción abierta en diciembre, que el primer ministro ha descrito como un intento de golpe de Estado. Erdogan ha evitado mencionar a Gulen, pero años de desencuentros entre ambos salieron a la luz el mes pasado debido a un plan gubernamental para abolir escuelas privadas, incluyendo aquellas dirigidas por Hizmet.

«Estamos introduciendo regulaciones contra las publicaciones que violan los derechos personales», ha argumentado, según ha informado el diario turco 'Today's Zaman'. «Hemos sido productivos y nos están tirando piedras. Sólo nos van a maldecir. Estamos intentando hacer que Turquía sea más poderoso y lo intentan derribar», ha remachado.

La nueva ley, que aún ha de ser ratificada por el presidente, Abdulá Gul, permitirá a las autoridades bloquear el acceso a determinadas webs por violaciones de la privacidad, si bien sus críticos la han descrito como un acto de censura a la libertad de expresión y el derecho a la información.

En base a los cambios, los ministros de Transportes, Asuntos Marítimos y Comunicaciones podrán bloquear las páginas sin la necesidad de que exista una orden judicial. Asimismo, la Alta Autoridad para las Telecomunicaciones (TIB) tendrá autorización para bloquear páginas en base a su propia iniciativa en caso de que considere que se esté violando el derecho a la privacidad de algún ciudadano.

En respuesta, la Asociación de Industriales y Empresarios Turcos (TUSIAD) ha sostenido que el derecho a la privacidad ya está protegido por la legislación existente y que esta nueva ley podría provocar violaciones de los Derechos Humanos. La ley incluye además una cláusula que permite almacenar los historiales de búsqueda de los usuarios durante periodos de hasta dos años, lo que se une a las preocupaciones por la excesiva vigilancia del Gobierno sobre las actividades de la población en Internet.