EE.UU., preocupado por el retraso en la entrega de las armas químicas de Siria
El secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel - efe

EE.UU., preocupado por el retraso en la entrega de las armas químicas de Siria

El secretario de Defensa de EE.UU. se ha dirigido a su homólogo ruso para que se sume a la presión a Damasco

reuters/ep
Actualizado:

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha expresado este jueves en Varsovia su preocupación por la demora en el proceso de entrega de las armas químicas de Siria para ser destruidas, algo que, dijo, «debe arreglarse».

Hagel ha explicado a los medios locales que el miércoles se dirigió a su homólogo ruso, Sergei Shoigu, para que se sume a la presión a Damasco e inste al Gobierno sirio a que intensifique sus esfuerzos para destruir su arsenal de armas químicas.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha advertido ya de que el plan establecido para destruir todo el arsenal químico sirio en la primera mitad de 2014 puede sufrir retrasos debido, principalmente, a problemas de seguridad sobre el terreno y a la complejidad del proceso.

«Desconozco las razones, o si se trata de falta de competencia, por las que el Gobierno sirio ha incurrido en estos retrasos», ha explicado el secretario de Defensa de EE.UU.

Los pasos a seguir

Hagel, quien ha mantenido en Varsovia un encuentro con el titular de Defensa de Polonia, Tomasz Siemoniak, ha recordado que «las autoridades de Siria deben asumir la responsabilidad sobre el acuerdo (de eliminar su arsenal químico) que han suscrito».

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha explicado este jueves que es «responsabilidad» del régimen de Assad transportar el arsenal químico «de forma segura» para proceder a su destrucción.

«Nos unimos a la OPAQ para pedir al régimen de (Bashar Al) Assad que intensifique sus esfuerzos para asegurar que sus obligaciones y compromisos internacionales se cumplen de manera que esos materiales puedan ser removidos de Siria de la forma más rápida y segura posible», ha señalado Carney.

El plan acordado entre Rusia, Estados Unidos y Siria es que el arsenal químico sirio salga del puerto de Latakia y sea transferido en un puerto del sur de Italia al navío estadounidense Cape Ray, donde se procederá a la neutralización del material.

Posteriormente, los residuos serán tratados por empresas privadas elegidas por la OPAQ.

Hagel también ha criticado la tardanza del presidente afgano, Hamid Karzai, en firmar el acuerdo que permita a las tropas estadounidenses permanecer en Afganistán después de la misión militar internacional que finalizará este diciembre.

Para Hagel esa indecisión puede afectar a los planes de Washington para una misión militar posterior a 2014, algo que de hecho apoyan las autoridades afganas.