eutanasia

Texas respeta el deseo de una embarazada en muerte cerebral y la deja morir

El feto había sido privado de oxígeno hasta el punto de que los extremos de la parte inferior del cuerpo se deformron y ya ni siquiera se puede determinar su sexo

Actualizado:

Un hospital de Texas (sur de Estados Unidos) ha decidido dejar de mantener artificialmente la vida de una joven mujer embarazada y en muerte cerebral, en virtud de una decisión judicial y los deseos de su familia, según han anunciado sus abogados.

«Marlise Muñoz descansa en paz y su familia busca poner fin a lo que ha sido un largo e insoportable sufrimiento», aseguraron los abogados de la joven, Heather L. Rey y Jessica H. Janicek , en un comunicado.

«Hoy, a las 11:30 ( 17:30 GMT ) de acuerdo con la decisión de la Justicia, el cuerpo Marlise Muñoz fue desconectado de la vida artificial.

Un juez del condado de Tarrant ordenó el viernes que Marlise Muñoz, de 33 años, legalmente muerta, no fuera mantenida con vida artificialmente, conforme a lo solicitado por su marido tribunal Erick Muñoz. Según la sentencia, deberán desconectarla a las 23:00 GMT del lunes.

La difícil situación de la joven había llegado a la primera página de los periódicos estadounidenses , mientras que la familia y el hospital estaban discutiendo sobre la forma de proceder .

Marlise Muñoz, una mujer de 33 años de edad, se derrumbó en su casa en la noche del 26 de noviembre, probablemente víctima de una embolia pulmonar. Entonces tenía 14 semanas de embarazo.

Hospitalizada en el Hospital de Fort Worth, John Peter Smith, fue declarada con muerte cerebral, pero se la mantuvo con vida por estar embarazadas, como exige la ley de Texas.

Texas es uno de los 12 estados que han adoptado estrictas regulaciones que requieren la continuación de la vida bajo cualquier condición, en caso de embarazo.

El miércoles, los abogados de la familia indicarom que el feto que llevaba , de ahora 22 semanas, se había desarrollado de forma completamente anormal, tal y como la familia temía desde el accidente.

«Incluso en esta primera etapa , los extremos de la parte inferior del cuerpo se deforman hasta tal punto que no se puede determinar su sexo», aseguraron los abogados. La razón es que el feto ha sido «privado de oxígeno durante un período indefinido».