La norma de Arizona prohibía cualquier aborto más allá de la semana 20 de gestación excepto en situación de «emergencia médica»
La norma de Arizona prohibía cualquier aborto más allá de la semana 20 de gestación excepto en situación de «emergencia médica» - abc.es
estados unidos

Arizona no podrá prohibir el aborto después de las 20 semanas de embarazo

La Corte Suprema de EE.UU. rechazó escuchar la apelación estatal contra la resolución de un tribunal inferior, que ya había determinado que la ley era inconstitucional

Actualizado:

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha anunciado este lunes que no admite a trámite el recurso presentado por el gobierno del estado de Arizona contra la decisión de un tribunal federal de tumbar por inconstitucional la ley del aborto que reducía de 24 a 20 semanas el plazo en el que las mujeres podían decidir interrumpir voluntariamente su embarazo.

Los jueces del supremo no han dado más explicaciones al respecto, por lo que se mantiene la decisión de mayo de 2013 por la que un Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito con sede en San Francisco dictaminó que la norma, de 2012, era inconstitucional «en virtud de la larga t radición de jurisprudencia del Tribunal Supremo», que favorece el derecho de las mujeres a abortar mientras el feto no sea viable desde un caso de 1973, según recoge el diario 'The New York Times' en su edición digital.

La norma de Arizona prohibía cualquier aborto más allá de la semana 20 de gestación excepto en situación de «emergencia médica», que define como «grave riesgo de incapacitación sustancial e irreversible de una función vital del cuerpo».

Los defensores de la norma argumentan que el feto es capaz de sentir dolor a partir de la semana 20, un hecho disputado por las principales asociaciones médicas. Sin embargo, el propio Tribunal de Apelaciones reconocía en su dictamen que el criterio de viabilidad de los fetos «varía a medida que evoluciona la medicina» y señala que se ha descendido de 28 a 24 semanas en los últimos 40 años gracias a los esfuerzos para que sobrevivan los bebés prematuros.

Unos doce estados norteamericanos han impulsado normas que restringen radicalmente el aborto a partir de la semana 20. Las pocas que han sido recurridas en los tribunales han sido anuladas