Cerca de tres mil sanitarios cubanos desertaron de Venezuela en 2013
Una incubadora en el hospital de Gatire (Caracas), incluido en el programa Barrio Adentro, en el que colaboran Venezuela y Cuba - reuters

Cerca de tres mil sanitarios cubanos desertaron de Venezuela en 2013

Una ONG con sede en Miami registra un aumento de los interesados en trasladarse a EE.UU. La mayoría son médicos

Actualizado:

El goteo de deserciones de médicos y sanitarios cubanos en Venezuela registró un fuerte aumento a lo largo de 2013, en concreto tras la incertidumbre que provocó la muerte del presidente Hugo Chávez. La ONG Solidaridad Sin Fronteras, que asiste al personal cubano que desea abandonar las misiones sociales en el país petrolero, asegura que «cerca de tres mil» profesionales cubanos, la mayoría médicos, desertaron el año pasado de Venezuela, según una información que publica el diario «El Nuevo Herald».

Julio César Alfonso, presidente de esta ONG con sede en Miami, consideró que la posibilidad de que un cambio de gobierno en el país petrolero conlleve una suspensión del programa de asistencia médica, conocido como Misión Barrio Adentro, movió a muchos médicos cubanos a tomar la decisión de abandonar su puesto de trabajo e incluso el país.

«Lo peor que les puede pasar es ser devueltos a Cuba»«Temen que se acabe el programa, una de las pocas formas que tienen para obtener recursos para sus familias en la isla, por muy limitado que sea», explicó Alfonso, que agregó que «lo peor que les puede pasar es ser devueltos a Cuba y por eso deciden desertar».

Según cifras del Gobierno bolivariano, en 2012, 29.296 profesionales cubanos trabajaban en Venezuela, entre ellos 13.020 médicos, 2.938 odontólogos, 4.170 enfermeros y 9.168 técnicos en salud. Hugo Chávez y Fidel Castro se comprometieron en octubre del año 2000, cuando firmaron el Convenio Integral de Cooperación, a intercambiar personal y asistencia técnica cubana en sanidad, educación, deporte y agricultura por envíos regulares de petróleo y derivados venezolanos, que hoy se acercan a los 120.000 barriles diarios.

Este desembolso supone más de cinco mil millones de dólares anuales, «lo que representa una tarifa anual de más de 160.000 dólares por cada uno» de los profesionales cubanos en Venezuela, según la información del diario de Miami. De esta cantidad que Caracas paga a La Habana, cada especialista cubano recibe una mínima cantidad. El resto se la queda el Gobierno cubano.

Medicinas a la basura

La ONG Archivo Cuba ha denunciado en reiteradas ocasiones las condiciones de semiesclavitud en las que viven estos profesionales cubanos en territorio venezolano. La organización sin ánimo de lucro con sede en EE.UU. ha recabado asimismo testimonios de médicos cubanos que desertaron de las misiones en Venezuela, que explican cómo en ese país se tiran a la basura medicinas y material para pacientes inexistentes pero pagados por el Gobierno de Nicolás Maduro a la dictadura de los Castro.

En los últimos meses, Solidaridad Sin Fronteras ha registrado un aumento de las llamadas de especialistas cubanos interesados en el proceso para trasladarse a Estados Unidos.