El régimen cubano se incauta de juguetes de los Reyes Magos de la oposición
Las Damas de Blanco realizan todos los domingos una marcha pacífica por la Quinta Avenida de La Habana - efe

El régimen cubano se incauta de juguetes de los Reyes Magos de la oposición

La Seguridad del Estado detuvo a varios disidentes para impedir que celebrasen la festividad

Actualizado:

Las Damas de Blanco pudieron celebrar finalmente la festividad de los Reyes Magos, a pesar de que la dictadura cubana se incautó de los regalos para los niños y la comida que tenían preparada en la madrugada del pasado viernes. Junto al allanamiento de sedes y casas de opositores por parte de la policía política y revolucionaria durante el fin de semana, detuvieron por un tiempo a los disidentes Berta Soler, Laura Labrada, Héctor Maseda, Ángel Moya y José Daniel Ferrer, entre otros. El objetivo, según denunciaron a este periódico, era impedir que celebrasen la festividad de los Reyes Magos, un día laborable y con clases en Cuba, por lo que los opositores la adelantaron al fin de semana.

«Es el Gobierno quien politiza esta fiesta»Este grupo de mujeres familiares de presos y expresos políticos pudo celebrar la fiesta con unos 65 niños, hijos de activistas y vecinos de su sede en La Habana, «gracias a la rápida ayuda que recibimos del exilio cubano», según explicó Soler por teléfono. Mientras la policía política les ha acusado de «lavar el cerebro de los niños», la líder de las Damas de Blanco asegura que es el régimen de Fidel y Raúl Castro quien «ha politizado» la festividad religiosa. Ante la falta de regalos «les dijimos a los niños que no había llegado el barco con los juguetes», relató. Las Damas de Blanco también fueron amenazadas con golpear a «mayores y niños» si celebraban la fiesta.

También los activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) sufrieron el asalto de sus casas. Entre ellas la vivienda de su líder, José Daniel Ferrer, en Palmarito de Cauto (provincia de Santiago), y otras en Holguín y Santiago de Cuba, según denunció el representante de este grupo en La Habana, Arcelio Molina. Con la excusa de «una orden de registro», «más de cuarenta efectivos militares» se apoderaron de juguetes, dinero, objetos personales y material electrónico.

Cumbre de la Celac

Molina está convencido de que el régimen quiere asimismo amedrentar a la oposición con vistas a la próxima reunión en La Habana de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), los días 28 y 29 de enero. El Centro de Información Hablemos Press ha denunciado que el pasado diciembre se produjeron 850 detenciones arbitrarias de opositores.