Maduro ordena «ocupar» la empresa empaquetadora Smurfit Kappa por inflar los precios
Nicolás Maduro - efe

Maduro ordena «ocupar» la empresa empaquetadora Smurfit Kappa por inflar los precios

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ya ordenó «ocupar» temporalmente la cadena de tiendas de electrodomésticos Daka

europa press
Actualizado:

El Gobierno de Venezuela ha ordenado "ocupar" temporalmente la empresa empaquetadora Smurfit Kappa por inflar los precios, según ha informado este sábado el ministro de Industria, Ricardo Menéndez.

"Se está realizando la ocupación temporal de esta empresa para garantizar materia prima para toda la cadena de alimentos y garantizar el suministro de productos alimenticios", ha dicho, según la Agencia Venezolana de Noticias (AVN). Menéndez ha aclarado que "esta ocupación temporal no lleva al control administrativo de la empresa, porque son los dueños los responsables ante el país de garantizar el incremento de la producción de esta planta".

El titular de Industria ha explicado que en las inspecciones que se han realizado a las fábricas de Smurfit Kappa se ha detectado un aumento injustificado de los precios de entre el 166 y el 372 por ciento en el último año. "Por ejemplo, hemos visto que una bobina de material para empaque de alimentos sale de una planta con un precio de 9.236 bolívares por tonelada y cuando llega a otra ya cuesta 20.000 bolívares.

Así, del coste de producción al precio de venta le ganan un 155%", ha detallado. Menéndez ha indicado que las "prácticas especulativas" de Smurfit Kappa también se han denunciado en las mesas de trabajo que el Gobierno ha formado con empresas como Polar, Nestlé, y Venvidrio, entre otras. Así, ha adelantado que el Gobierno de Nicolás Maduro "estará supervisando" a la empresa empaquetadora "para ser vigilante de que cumpla y que nadie sabotee el funcionamiento de la economía venezolana". "Lo importante es poner en evidencia cómo a través de la contabilidad de algunas empresas se esconden los valores de producción real y alzan los productos a su antojo, lo que incide en que el ciudadano reciba productos con altos precios que no se corresponden a la realidad del coste productivo", ha concluido.

El pasado 10 de noviembre, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ya ordenó "ocupar" temporalmente la cadena de tiendas de electrodomésticos Daka por inflar hasta en un 1000 por ciento los precios. Tras ello, Daka se vio obligada a bajar los precios y, como consecuencia, los venezolanos formaron largas colas a las puertas de sus tiendas y, en algunas ciudades, se produjeron saqueos y actos vandálicos.

«Guerra económica»

El pasado 6 de noviembre, Maduro reveló que a lo largo del mes de octubre se gestó "un golpe de Estado silencioso contra la democracia, contra el pueblo venezolano", al que se refirió como "guerra económica". Maduro sostuvo que el objetivo final de estos "ataques" era "la quiebra del Estado política, económica y moralmente", así como "el caos social, mediante planes insensatos que están fuera de la Constitución". El dirigente aseguró que tenía pruebas de que esta "guerra económica" estaba dirigida por "sectores de Venancham, Consecomercio y (el presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela) Jorge Roig".

Ley habilitante

Por ello, solicitó una Ley Habilitante, mecanismo constitucional que permite al jefe de Estado dictar normas con rango de ley en una materia determinada y por un periodo de tiempo determinado con carácter extraordinario. Otorga, por tanto, poderes especiales.

La Asamblea Nacional (AN) aprobó el pasado 21 de noviembre la norma jurídica para permitir a Maduro que gobierne sin ataduras para contrarrestar la supuesta "guerra económica" lanzada por la oposición, con el apoyo de otros países, y la corrupción.

Durante sus 14 años de Gobierno, el ex presidente Hugo Chávez solicitó hasta cuatro leyes habilitantes: la primera en 1999, que duró seis meses, la segunda en 2000, para un año; la tercera en 2007, para 18 meses; y la última en 2010, para otros 18 meses.