Un marroquí pasa a su país (al fondo un puesto militar argelino) con dos burros cargados de gasolina
Un marroquí pasa a su país (al fondo un puesto militar argelino) con dos burros cargados de gasolina - luis de vega

Argelia trata de frenar a los traficantes que venden su gasolina en países vecinos

Un tribunal anticorrupción condena a 21 personas, casi todas trabajadores de una empresa oficial

abc
Actualizado:

La Justicia argelina ha condenado a 21 personas a penas de entre tres y siete años de cárcel por traficar con carburante con países vecinos, informa France Presse a través de la agencia oficial APS. Todos han recibido la pena en un tribunal especial para corrupción por causar perjuicio a la empresa Naftal, una filial de la oficial Sonatrach. La mayoría son empleados de esta compañía.

De esta manera las autoridades tratan de hacer ver que las cosas cambian y que ahora en adelante van a dejar de ser permisivos con este tipo de prácticas, especialmente cuando el carburante es mucho más caro en Túnez, al este, y Marruecos, al oeste. Argelia es un país productor de petróleo y miembro de la OPEP donde el carburante está suvbencionado.

Las autoridades tienen en cartera un proyecto de ley para castigar de manera más severa a los infractores, que paracen haber aumentado e número en los últimos años. Las perdidas podrían ascender a unos mil millones de euros cada año. De manera paralela se ha elevado el número de controles que efectuan las Fuerzas de Seguridad en las zonas próximas a las fronteras.

Mulas con carburante

No es complicado en la frontera con el reino alauí cerca de la ciudad de Uxda (Marruecos), por ejemplo, comprobar cómo las mulas cargadas de carburante pasan por los caminos de un país al otros. Las gasolineras en esta zona escasean, apenas existen solo para aquellos que necesitan facturas. Para la inmensa mayoría de los conductores es mucho más barato repostar en los chiringuitos con garrafas improvisados en el arcén y a la vista de todos.