Merkel y Steinbruck acercan posiciones
Merkel y Steinbruck acercan posiciones - efe

El SPD se muestra dispuesto a coaligarse con la CDU

Los socialdemócratas han rebajado el tono dejando a un lado la piedra angular de su programa electoral, la subida de impuestos a los ricos

Actualizado:

El Partido Social Demócrata (SPD) ha dado muestras de su disposición a entrar en una coalición de gobierno con los conservadores de la canciller Angela Merkel rebajando el tono en una de sus principales promesas electorales: más impuestos para los más ricos. Dos semanas después de perder las elecciones, los dirigentes del SPD han dejado de hablar de despectivamente de reeditar la 'gran coalición' con Merkel, después de que la anterior experiencia, entre 2005 y 2009, les hiciera perder muchos apoyos. Sin embargo, falta por ver si los militantes del SPD, que deberán refrendar un eventual acuerdo, lo aprobarían.

La Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Merkel se quedó a cinco escaños de la mayoría absoluta en las elecciones del 22 de septiembre, con 311 escaños, por lo que deberá formar coalición con el SPD, que obtuvo 192, o con los Verdes, con 64 parlamentarios, ya que ha descartado aliarse con La Izquierda, también con 64. Para mantener la presión sobre el SPD, la CDU y su partido hermano bávaro, la Unión Cristiano Social (CSU), se reunirán el jueves con los Verdes para mantener conversaciones exploratorias antes de una segunda reunión con los dirigentes del SPD el próximo lunes. Las conversaciones a gran escala con cualquiera de los dos partidos no empezarían hasta mediados de octubre y durarían al menos un mes. Tras una primera reunión con Merkel y los líderes conservadores el viernes, el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, y sus aliados han rebajado el tono en su demanda de impuestos más altos, asegurando que no es innegociable si los conservadores proponen otras vías para recabar fondos para financiar infraestructuras, educación y los consejos locales. "Para nosotros la subida de impuestos no es un fin en sí mismo", ha afirmado Gabriel. "Si la CDU/CSU no lo quieren, deben explicarnos qué alternativa hay para financiar estas cuestiones", ha añadido. "Yo vería más al SPD en un gobierno moldeando políticas que fuera mirando", ha añadido. Estos comentarios suponen un cambio con respecto al lenguaje empleado tras las elecciones, cuando los dirigentes del SPD dieron muestras de escaso interés e incluso invitaron a Merkel a negociar con los Verdes. El SPD quería subir el impuesto de la renta del 42 al 49 por ciento a las personas que ganen más de 100.000 euros.