La ONU abre la puerta a castigar a  Siria si no cumple
Votación de la resolución sobre Siria durante el Consejo de Seguridad de la ONU - afp

La ONU abre la puerta a castigar a Siria si no cumple

La amenaza no es automática, pero exige a Damasco la entrega del arsenal químico

MARÍA G. PICATOSTE
Actualizado:

Tras meses de inacción, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas llegaron a un acuerdo vinculante para exigir a Siria la entrega sin trampas ni dilaciones de todas sus armas químicas. La resolución, calificada de «histórica», exigirá tanto a los rebeldes sirios como al régimen de Bashar al Assad el acceso a sus respectivos arsenales de armas a un equipo de investigadores dirigido conjuntamente por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) y por Naciones Unidas. Estos equipos serán los responsables de proceder a la investigación y posterior desmantelamiento de las armas químicas encontradas.

La resolución señala que si alguna de las partes no cumple sus compromisos, los infractores se expondrían a una serie de represalias que aún no han sido especificadas, pero que estarán amparadas por el capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas. Este capítulo autoriza el uso de la fuerza, aunque Rusia insiste en que será necesaria una nueva autorización del Consejo de Seguridad antes de un eventual castigo. En una versión previa de la resolución aparecía la posibilidad de que el Tribunal Penal Internacional juzgue a los responsables del uso de armas químicas, supuesto que fue eliminado por exigencia de Rusia.

Optimismo de Obama

«Es un acuerdo que llevamos mucho tiempo buscando. El hecho de que ahora contemos con un marco de actuación que será legalmente vinculante y verificable, es una inmensa victoria para la comunidad internacional», afirmó el presidente de EE.UU. Barack Obama, quien se mostró muy optimista respecto a la posibilidad de una resolución diplomática del conflicto sirio después de que hace escasas semanas estuviera a punto de liderar una intervención militar contra el régimen de Al Assad.

La intención del acuerdo es evitar más ataques con armas químicas como el ocurrido el pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco, en el que según un informe de la ONU murieron cerca de 1.500 civiles tras el uso de gas sarín.

Acuerdo de mínimos

Tal y como señalaron fuentes diplomáticas rusas, el acuerdo fue hecho público después de que EE.UU. y Rusia, país que hasta el momento se había mantenido reticente a apoyar cualquier medida de control al régimen sirio, alcanzaran un pacto de mínimos sobre cómo proceder en el desarme de Siria. La negociación directa corrió a cargo del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y del ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov. Tras el acuerdo de ambas potencias, logrado después de más de dos semanas de arduas negociaciones, la propuesta se enfrentaba ayer a una tramitación rápida por el resto de miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Una vez adoptada la resolución, queda por ahora fijar una fecha para la celebración de negociaciones de paz en Ginebra. Ocasión en la que se espera forzar a los bandos a aceptar un compromiso que acabe con la actual sangría.