Maduro acusa a Airbus de verse obligado a viajar en Cubana de Aviación
Maduro, durante una visita a una planta ensambladora de autos de la firma china Chery - efe
venezuela

Maduro acusa a Airbus de verse obligado a viajar en Cubana de Aviación

El presidente de Venezuela denunció que el avión presidencial presenta un fallo «grave» y que por eso tuvo que viajar a China a través de una compañía cubana

Actualizado:

El presidente Nicolás Maduro amenazó con demandar con un bufete internacional a la fabricante del Airbus si no respondía a las causas y motivos por los cuales el avión presidencial que compró Venezuela a esa empresa tenía fallas, lo que había motivado que alquilara la aeronave de Cubana de Aviación en sus últimas giras oficiales.

Maduro justificó ayer haber viajado a Chinaen un avión de Cubana de Aviación porque la aeronave presidencial tenía una avería en un ala «inexplicable» y «muy grave que se había localizado porque encargó una revisión a fondo tras la operación de mantenimiento en Francia, la cual se prolongó durante cinco meses.

El avión de Cubana de Aviación donde viaja últimamente Maduro, un Iliushin II-96 de fabricación rusa, fue una compra hecha en 2006 por el gobierno venezolano de Chávez «disimulada en otros negocios con Rusia» como un regalo a Fidel Castro en, aseguró el periodista Nelson Bocaranda en su columna de ayer «Runrunes».

Hace unos doce años el ahora fallecido presidente Hugo Chávez compró el Airbus para sus viajes internacionales que se lo prestaba incluso a sus pares aliados, lo que sus adversarios criticaron en ese entonces que la aeronave era un «chupadólares» por el alto costo de su mantenimiento.

Según las agencias, el fabricante aeronáutico europeo Airbus señaló hoy que ha ofrecido su ayuda a Venezuela, después de que su presidente, Nicolás Maduro, se quejara de un grave fallo detectado en su avión oficial, pese a haber pasado una revisión de mantenimiento en Francia.

«Hemos ofrecido nuestra ayuda», explicó a Efe un portavoz de Airbus en relación con las quejas de Maduro contra la empresa, antes de añadir: «Si podemos hacer algo, lo haremos».

«Si el operador quiere más ayuda, se la ofreceremos», insistió el portavoz, quien dijo que no podía dar mucha información sobre cómo se desarrolló la revisión de la aeronave presidencial, un ACJ-319 de una docena de años, ni sobre los defectos que los técnicos venezolanos afirman que han constatado.

Al parecer este no es el primer mantenimiento que se le ha dado. El último se llevó a cabo en Francia, pero no en las instalaciones de Airbus, ya que el fabricante no se encarga directamente de esas misiones, que las tiene subcontratadas, dijo el portavoz.

No quiso precisar la empresa que la realizó y tampoco se refirió a la avería en una de las alas, para señalar que «son problemas que ocurren de vez en cuando en los aviones en servicio».

El portavoz de Airbus reiteró que corresponde al operador del avión presidencial ofrecer la información que considere oportuna sobre el desarrollo de los hechos.

Avión presidencial

Sin embargo, un portavoz fue enfático al expresar que Airbus «no se ocupa del mantenimiento» del avión presidencial. «El avión fue sometido efectivamente a una revisión importante en Francia. Nosotros propusimos nuestra asistencia pero no nos hemos encargado del mantenimiento», aseveró.

Explicó que «Airbus provee las piezas y la formación, pero no se ocupa del mantenimiento» y señaló que un incidente como el denunciado por el primer mandatario venezolano ocurre «de vez en cuando» en todos los aviones.