Una mujer se apea de un vehículo en Arabia Saudí, país que no otorga licencias de conducción a mujeres
Una mujer se apea de un vehículo en Arabia Saudí, país que no otorga licencias de conducción a mujeres - reuters
arabia saudí, a la cola

Los países de Oriente Próximo vuelven a suspender en materia de derechos de las mujeres

Un informe del Banco Mundial denuncia las trabas legales para la inserción económica de las mujeres en Oriente Próximo, África y el Sudeste Asiático

reuters
Actualizado:

Arabia Saudí lidera la lista de países cuyas leyes «limitan el potencial económico de las mujeres», mientras que el Sudeste Asiático, Oriente Próximo y África Septentrional son las regiones en las que menos progresos se han registrado en materia de oportunidades económicas para las mujeres en los últimos 50 años, de acuerdo con un informe publicado este martes por el Banco Mundial.

En el último medio siglo, los derechos de las mujeres han mejorado significativamente a nivel mundial, aunque en casi el 90% de los países existe todavía al menos una ley que impide a las mujeres ejercer determinados trabajos, abrir una cuenta bancaria o tomar decisiones de manera independiente.

28 países hacen más de 10 distinciones legales entre ambos sexos; la mitad de ellos en Oriente Próximo y África Septentrional, y otros 11 en el África Subsahariana. El comunicado emitido por Banco Muncial, vinculado a Naciones Unidas, recuerda también que cuando las desigualdades legales y económicas entre ambos sexos se reducen, lo hace también la pobreza. «Cuando mujeres y hombres participan de igual manera en la vida económica de un país se avanza en la construcción de una sociedad más cohesionada y una economía más versátil», señala Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial.

Una mayor autonomía económica de la mujer es, según la institución, crucial para lograr reducir la pobreza a nivel mundial, ya que su «inclusión económica ayuda a aumentar los ingresos familiares y fomenta la escolarización de los menores a su cargo, que a su vez tendrán más recursos para salir de la pobreza».

Oriente Próximo, a la cola

A juicio del Banco Mundial, Oriente Próximo es la región que menos progreso ha registrado en los últimos años, yendo incluso «hacia atrás» en algunos aspectos: Yemen y Egipto han derogado leyes que prohibían la discriminación por razones de género, Irán ha introducido regulaciones que permiten a los hombres decidir que sus esposas no trabajen,...

Sarah Iqbal, líder del grupo de expertos que ha realizado el informe, apunta a la «persistencia» de esta clase de restricciones legales como los aspectos más «desalentadores»: «Hemos avanzado de forma importante pero todavía queda mucho por hacer», explica.

Y es que cerca del 25% de los países escrutados por el informe carece de cualquier tipo de ley que condene la violencia doméstica, un vacío legal especialmente acusado en el Norte de África, donde sólo Marruecos y Argelia cuentan con legislación en relación al acoso sexual.

Mejoras

Aun así, el informe también encontró avances significativos entre abril de 2011 y el mismo mes de 2013: en estos 24 meses, en 44 países «han mejorado las oportunidades económicas para las mujeres», entre ellos Costa de Marfil y Mali, que ya no permiten que a una mujer se la prohiba trabajar por orden de su marido; Filipinas, que ha retirado la prohibición de realizar trabajos nocturnos a las mujeres; y Eslovaquia, que ha aumentado la inversión destinada a las mujeres que se encuentran de baja por maternidad.