Amputan el pene a un colombiano que se excedió en el consumo de Viagra

El hombre, de 66 años, sufrió durante más de doce horas un «dolor severo» en su zona genital tras consumir un comprimido para combatir la disfunción eréctil

Actualizado:

Un vecino de la localidad colombiana de Gigante, en la provincia de Huila —a 379 kilómetros al sur de Bogotá— ha sufrido la amputación de su pene tras consumir una dosis excesiva de V iagra, un conocido medicamento que combate la disfunción eréctil y otros problemas de índole sexual.

Según el diario colombiano «El Tiempo», Gentil Ramírez Polanía, de 66 años y exconcejal del municipio, acudió en transporte público al Hospital Universitario de Neiva, distante 84 kilómetros de Gigante, tras sufrir durante más de doce horas hematomas y dolores severos en su zona genital.

«El paciente dice que se tomó su dosis normal de sildenafilo —compuesto principal de la Viagra— y que de un momento a otro comenzó a presentar erección. Asegura que luego hubo un traqueteo y que luego se presentó el hematoma. Yo dudo de este relato porque tiene que existir un estímulo para que el sildenafilo produzca la erección», explicó a «El Tiempo» Antonio Correa Luna, médico especialista del hospital de Neiva.

«El paciente llegó el sábado luego de sufrir una angulación excesiva, tanto que hizo que la túnica, que es la fortaleza del pene, se desgarrara sufriendo un trauma severo que en medicina llamamos fractura de pene», añadió el facultativo.

Según los doctores, Ramírez Polaína sufrió un episodio de priapismo, una enfermedad que causa intenso dolor, por la que el pene erecto (sus cuerpos cavernosos) no retorna a su estado flácido por un tiempo prolongado. Se trata de una erección que sucede incluso en ausencia de estimulación física y psicológica y cuyos efectos podrían haberse agravado por las reticencias del paciente a la hora de acudir al médico.