La oposición acusa a Maduro de adoctrinar mediante libros de texto a los escolares
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sostiene a un niño el pasado agosto en el popular barrio 23 de Enero en Caracas (Venezuela) - efe
venezuela

La oposición acusa a Maduro de adoctrinar mediante libros de texto a los escolares

El gobierno gasta 190 millones de dólares en nuevo material didáctico, editado en Cuba

Actualizado:

Como un «santurrón» vestido de blanco celestial el expresidente venezolano, Hugo Chávez, aparece inclinado ante dos niños pequeños entregándoles libros. A su lado está Simón Bolívar, también de blanco, con el rostro de siempre como figura en la moneda nacional y no como la imagen tridimensional de las pobladas patillas que lanzó hace dos años, acompaña la carátula de los nuevos textos escolares y la Constitución de 1999.

Para la vuelta a clases de este lunes, el presidente Nicolás Maduro ha querido lucirse con la entrega de «libros y libras» gratuitos, como dice jocosamente sin importarle el daño que causa a la lengua española, de 35 millones de textos y 5 millones de ejemplares de la Constitución a los 10 escolares del primero hasta el noveno grado.

La comunidad de 8 millones de alumnos que conforman la educación obligatoria (la población del país es de 29 millones de habitantes) ha recibido con perplejidad los nuevos textos obligatorios, que la oposición denuncia como adoctrinamiento. El gobierno ha gastado 1.200 millones de bolívares (190 millones de dólares) para la edición de los nuevos textos escolares, cuya primera parte fue contratada a Cuba según acordó Chávez antes de morir el pasado 5 de marzo, lo que es extraño porque Venezuela dispone de una de las editoriales públicas más grandes y modernas de la región.

«Los textos de la Constitución tienen imágenes de Chávez y Maduro»Entre los críticos del adoctrinamiento se encuentra el concejal Eduardo Battistini, del municipio caraqueño del Hatillo, donde 7.000 niños del sector popular dependen de la ayuda municipal. «El Ministerio de Educación está repartiendo los textos de la Constitución con imágenes de Chávez y Maduro, eso es una clara propaganda política e ideologización de los niños venezolanos».

Considera que esos textos deben ser rechazados por los padres y representantes al tiempo que «deben ser retirados inmediatamente del sistema educativo, y reemplazados por un texto constitucional cuyas ilustraciones reflejen los valores de la República, no los de la parcialidad política que gobierna en estos momentos».

«En estos textos se pueden ver imágenes de Chávez y Maduro que evocan la tendencia política de ambos, con frases tan características como la famosa ‘tenemos patria’. Aquí se está metiendo la política en las escuelas sin la autorización de los padres e imponiéndoles a los niños una sola línea de pensamiento. Esto al estilo de dictadura como las de Pinochett, Franco o la misma a influencia cubana», dijo Battistini.

Leonardo Carvajal, miembro de la ONG Asamblea de la Educación, criticó el culto a la personalidad de Chávez en las escuelas. Recordó que en 2000 una niña del estado Lara expresó por la tele: «En mi escuela nos enseñan que Chávez es un prócer igual que Bolívar». Y calificó de “basura” muchos de los textos escolares oficiales que distribuyen gratuitamente en las escuelas públicas.

Tulio Ramírez, coordinador del postgrado de educación de la Universidad Central de Venezuela hizo un análisis de contenido de los textos sobre la Historia de Venezuela, en la Colección Bicentenaria, concluyendo que existen tergiversaciones engañosas y hasta fabricaciones arbitrarias. «Nadie critica que ningún gobierno elabore textos escolares y los distribuya gratuitamente sobre todo en la población más vulnerable; lo criticable es que se imponga como texto único y se desautorice el uso de textos alternativos».

El profesor Ramírez enumeró los puntos en los cuales fundamenta su argumento sobre la tergiversación de la información histórica: