El pacto suicidia de la astróloga y su hermano que sacude a Argentina
La astróloga argentina Lily Süllös - la gaceta de argentina

El pacto suicidia de la astróloga y su hermano que sacude a Argentina

Lily y Ludwig Süllös, ella muy famosa en el país, decicieron poner fin a la enfermedad de ella, que la mantenía postrada desde hace tiempo tras sufrir un accidente cerebrocardiovascular

Actualizado:

Ella era una astróloga famosa. Él, su hermano inseparable. Llegaron juntos a Argentina cuando eran muy jóvenes. Huían de Hungría tras la segunda guerra mundial. Aquí se establecieron y aquí murieron fruto de un pacto suicida. Un par de balas terminaron con sus vidas. Eran Lily y Ludwig Süllös. El autor de los disparos, según las primeras pericias, fue éste, de 75 años.

La noticia sorprendió a Argentina donde la astróloga era un personaje muy popular. El informe de los forenses de la Policía Científica consignó que los disparos se realizaron sobre la sien a muy corta distancia. Los rastros de pólvora conocidos en la jerga como «falso tatuaje» o «ahumamiento» certificaron el hecho. También el llamado «aro de fisch», un anillo que queda en relieve sobre la piel alrededor del orificio de entrada del proyectil.

Las causas del «pacto suicida» se atribuyen a la enfermedad que padecía Lily, de 85 años, y que la mantenía postrada desde hace tiempo tras sufrir un accidente cerebro cardiovascular. Las hipótesis apuntan a que habría convencido a su hermano para que terminara con su vida.

En el dormitorio de Ludwig, presunto homicida y posterior suicida, los agentes descubrieron que en su mano derecha, según informa la agencia oficial Telam, aún tenía sujeta el arma. Ninguno de los hermanos presentaba señales de violencia o muestras de haber ejercido resistencia.

Dejarían este mundo juntos

A Lily la descubrieron sentada en un sofá. En el interior de la vivienda, durante el registro, la Policía descubrió intercomunicadores en todos los cuartos, necesarios dadas las limitaciones físicas de la astróloga. Los que les conocían destacan que los hermanos estaban muy unidos y, según el testimonio de una amiga, acostumbraban a decir que, pasara lo que pasara, dejarían este mundo juntos.

Lily y Ludwig -conocido como Luis- vivían en una chalet en la zona residencial de La Lucila en las afueras de Buenos Aires. Una amiga suya recibió el domingo por la mañana un mail del hombre donde se despedía. Asustada se fue directa al domicilio. Una vez allí, se encontró la casa cerrada a cal y canto. Como nadie atendía el timbre, llamó a la policía que procedió a derribar la puerta descubriendo los cuerpos inertes.