John Kerry avisa a Siria de que una intervención todavía es posible
John Kerry, junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu - afp

John Kerry avisa a Siria de que una intervención todavía es posible

El secretario de Estado de la Casa Blanca se encuentra de visita en Israel

Actualizado:

La visita relámpago del secretario de Estado estadounidense John Kerry a Israel este domingo ha tenido como objetivo principal informar al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu del acuerdo alcanzado con Rusia tan sólo un día antes.

Durante la reunión con el líder israelí, Kerry ha aprovechado para reafirmar que aunque el tan cacareado ataque contra Siria se pospone, la opción militar todavía está en pie. «La diplomacia es la opción preferida por el presidente de los Estados Unidos», comentó Kerry tras el encuentro, «pero que nadie se equivoque, todavía contemplamos todas las opciones».

Kerry también hizo referencia al deseo de la Casa Blanca de que este acuerdo siente un precedente con Irán en lo referente a las armas químicas. El sábado, Estados Unidos y Rusia llegaron a un acuerdo para que Siria, con la mediación de Rusia, entregue su arsenal de armas químicas.

Netanyahu aplaudió la iniciativa pero también hizo hincapié en que hace falta algo más que palabras. «Esta prueba también se aplica al esfuerzo de la comunidad internacional para frenar el programa nuclear iraní. En esto también, las acciones, más que las palabras, serán las que pesen. De cualquier forma, Israel debe estar preparado para defenderse, solo, de cualquier amenaza, siendo esta posibilidad y determinación más importante ahora que nunca», comentó Netanyahu durante la ceremonia del 40 aniversario de la guerra de Yom Kipur.

El acuerdo alcanzado el sábado entre Kerry y el ministro de Exteriores ruso Sergei Lavrov promete ser laborioso: hacer un inventorio del programa de armas químicas sirio y hacerse con todos sus componentes en un plazo de no más de medio año, con la ayuda de la ONU. Pero aunque este acuerdo ha quitado un peso de encima a Israel por el momento, otro temor del gobierno de Netanyahu son los cientos de litros de gas nervioso que podrían haberse dispersado a través de Siria, el Líbano, Iraq e Irán, según opinan expertos israelíes.

«Siria ha tenido mucho tiempo para distribuir parte de este material a otras zonas de las que la inteligencia estadounidense e israelí no tiene conocimiento. No es un hecho fehaciente que lo haya hecho, pero con tanto tiempo y sin apenas oposición real para llevarlo a cabo, es muy probable que ya haya pasado», comentó a ABC Yoram Meital, director del centro para estudios de Oriente Meido Chaim Herzog de la Universidad de Ben Gurión.

Aunque la visita de Kerry también ha tenido como objetivo insuflar vida a las negociaciones, éste tema ha caído en un muy segundo plano durante su reunión con Netanyahu. Los negociadores israelíes y palestinos parecen haber entrado en punto muerto en lo referente a varias exigencias de ambas partes como los asentamientos y el intercambio de territorio.