Tras un año de suspensión, Paraguay volverá a la Unasur, pero no al Mercosur
Horacio Cartes en una fotografía de archivo durante una ceremonia celebrada en Asunción - reuters
paraguay

Tras un año de suspensión, Paraguay volverá a la Unasur, pero no al Mercosur

El presidente Horacio Cartes logra poner fin al aislamiento regional de Asunción

Actualizado:

Desde la suspensión que le impusieron en junio del 2012, Paraguay retornará a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), con todos sus derechos de Estado miembro. El próximo viernes, Asunción estará representada por el nuevo presidente de la República, Horacio Cartes, en la VII Reunión Ordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de este organismo de integración, localizado en Paramaribo (Surinam).

Esta cita regional será el debut del nuevo mandatario que asumió el pasado 15 de agosto, luego de haber triunfado en las elecciones generales del 21 de abril último, con el 45,83 % de los votos. En el momento en el que Cartes tomó posesión del cargo, se anularon automáticamente las suspensiones que tanto la Unasur como el Mercosur habían adoptado el 29 de junio de 2012 contra Paraguay. Esto ocurrió como reacción al mode en el que el Congreso paraguayo destituyó al presidente Fernando Lugo, en un juicio político en el que, a criterio de los países de la región, no se respetó el derecho a la defensa ni el debido proceso.

Como consecuencia de la sanción que impusieron al Paraguay, el país fue objeto de actos de desaires y de varios intentos de expulsión y suspensión en distintos foros multilaterales, incluida la Organización de Estados Americanos (OEA), por acción de sus vecinos del Mercosur y Unasur, y estuvo marginado de las instancias y decisiones que se adoptaron en ambas entidades. En el caso del Mercosur, en la misma Cumbre de jefes de Estado celebrada en Mendoza (Argentina), el 29 de junio del año pasado los presidentes Cristina Fernández (Argentina), Dilma Rousseff (Brasil) y José Mujica (Uruguay) decidieron incorporar a Venezuela como miembro pleno del bloque, pese a que hasta ese entonces, y desde el 2006, el Parlamento de Paraguay no había aprobado el Protocolo de Adhesión de la República Bolivariana al Mercosur bajo el argumento de que el entonces presidente Hugo Chávez no era democrático.

Componente jurídico

Según el Tratado de Asunción, documento constitutivo del Mercosur, cada nuevo ingreso al bloque debe decidirse por unanimidad de sus miembros, regla que no se cumplió con Venezuela, porque al suspenderse al Paraguay, este quedó vetado de participar en la toma de decisiones del organismo.

Durante los últimos 14 meses, el gobierno que asumió tras la remoción de Lugo, presidido por el liberal Federico Franco, defendió el derecho a la soberanía y el respeto a los tratados internacionales, en sus reclamos por la doble suspensión que afrontó en Mercosur y Unasur. El gobierno de Cartes se mantiene en la misma línea, por lo que, pese a haberse levantado la sanción también en el Mercosur, no tiene previsto volver a este bloque, hasta tanto no se halle una solución jurídica para que Paraguay acepte el ingreso de Venezuela.

Cartes aclara que no tiene problema con el ingreso de VenezuelaEn su primera rueda de prensa, el pasado 1 6 de agosto, Cartes reconoció la existencia de esta dificultad jurídica y aclaró que políticamente no tiene problema con el ingreso de Venezuela o de otro país. Anunció que las cancillerías de los países del Mercosur buscarán la manera de resolver el inconveniente, pero que «va a tomar un tiempito». Entretanto, el país fortalecerá las relaciones bilaterales con los vecinos de la región, las que, con la asunción de Cartes, se restablecieron plenamente. Están retornando embajadores que habían sido llamados a consultas por sus gobiernos, tras la remoción de Lugo.

Entre ellos, los de Perú y Uruguay, mientras que Brasil y Argentina anunciaron que llenarán las vacancias en sus sedes diplomáticas de Asunción. Paraguay, según el canciller, espera señales de parte de Venezuela, entre ellas, la reapertura de su embajada, cuyos miembros fueron retirados del país hace más de un año.

Perspectivas

Además de los encuentros que podrán producirse la semana entrante durante la reunión de Jefes de Estado de Unasur, donde Cartes recibirá el saludo de bienvenida de los mandatarios, entre ellos, del venezolano, Nicolás Maduro, se anuncian reuniones bilaterales de Paraguay con Argentina y Brasil, respectivamente, en setiembre, mes en el que otra cita internacional relevante para el Paraguay será la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York. «Estamos abiertos a todo el mundo», expresó recientemente el presidente, quien aclaró el interés de su gobierno de reincorporarse plenamente al Mercosur y mantener relaciones con Venezuela, pero que antes es imprescindible que en el bloque se evalúe la forma en que este país ingresó al bloque.

Actualmente Venezuela preside temporalmente el Mercosur. Cartes había anunciado en julio pasado, días antes de la Cumbre celebrada en Montevideo, que Paraguay no regresaría al bloque, si se entregaba la presidencia semestral al país bolivariano y persista la violación del estado de derecho. «Las características jurídicas del ingreso de Venezuela como miembro pleno al Mercosur, en julio de 2012, no han sido subsanadas conforme a las normas legales», afirmó en un comunicado que emitió el presidente el 12 de julio pasado.

Paraguay reclama que se respete el derecho internacionalPese a que los otros socios del Mercosur levantaron la sanción a Paraguay y sostienen que ya no existen obstáculos para su plena reincorporación, el país no volverá hasta tanto no surja una fórmula que deje satisfecha su postura que reclama respeto al derecho internacional y a los tratados que, a criterio del gobierno, no se cumplió con la adhesión de Venezuela al organismo.

Ahora existe mayor probabilidad de destrabarse el problema, puesto que se restablecieron las relaciones diplomáticas al menos con los vecinos más próximos del bloque, que son Argentina, Brasil y Uruguay. El ritmo y el plazo para que ello ocurra dependen de todos los miembros.

Relaciones con España

Por su parte, el embajador español en Paraguay, Diego Bermejo Romero de Terreros, ha afirmado, tras reunirse con el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, que espera «reforzar» las ya excelentes relaciones bilaterales entre Asunción y Madrid. Este refuerzo se espera realizar en áreas como las inversiones y la cooperación internacional.

En su reunión han repasado la marcha «de las relaciones bilaterales, que entre España y Paraguay son excelentes, pero que se pueden reforzar aún más en todos los campos», ha declarado Bermejo, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay, según ha informado Efe.