Hollande confirma que hay siete muertos y nueve heridos graves en accidente tren
El tren accidentado al sur de París - reuters
en Brétigny-sur-Orge

Hollande confirma que hay siete muertos y nueve heridos graves en accidente tren

«La cifra de fallecidos probablemente aumentará», ha dicho el ministro del Interior francés. Hay sesenta heridos, ocho graves

Actualizado:

El presidente francés, François Hollande, ha confirmado que siete personas murieron y nueve resultaron heridas graves por el descarrilamiento de un tren en la estación de Bretigny sur Orge, a unos cuarenta kilómetros al sur de París.

Hollande, que se desplazó hasta Bretigny sur Orge cuando todavía continuaban las labores de rescate, precisó a los medios de comunicación a las 21.00 horas (19.00 GMT) que uno de los heridos graves se encontraba entre la vida y la muerte y que en total 190 pasajeros habían recibido tratamiento de los servicios sanitarios.

Sobre las causas del siniestro, se limitó a señalar que los testimonios recopilados indican que «hubo un choque. Falta por conocer la naturaleza de ese choque. La investigación lo dirá», señaló.

«Se conocerá forzosamente lo que ha ocurrido» y no se descartará «ninguna hipótesis», afirmó el jefe del Estado, que anunció que habrá tres investigaciones, una de la justicia, otra de la compañía ferroviaria SNCF y una tercera del Ministerio de Transportes. Reconoció que con estos hechos la Fiesta Nacional francesa del próximo día 14 de julio va a quedar enlutada.

El presidente francés dijo que los primeros bomberos que acudieron al rescate «descubrieron una escena atroz», pero subrayó igualmente un mensaje de «solidaridad».

«Francia es un país que cuando se produce una catástrofe es capaz de hacerle frente», declaró Hollande, que estuvo acompañado en su visita al lugar del descarrilamiento por su ministro de Transportes, Frédéric Cuvillier.

«Probablemente aumentará»

«La cifra de fallecidos varía constantemente en este momento y probablemente aumentará», afirmó a media tarde el ministro del Interior galo, Manuel Valls, quién indicó que algunos pasajeros han resultado electrocutados y aplastados.

Según el diario «Le Parisien», el tren descarrilado, un Intercités, llevaba 350 personas a bordo y se dirigía a Limoges. El accidente ha obligado a suspender el tráfico en la estación y en la línea C del RER (el tren de cercanías de París y su extrarradio), mientras que la empresa de ferrocarriles SNCF ha establecido una unidad de crisis. Durante tres días no circularán trenes por Bretigny sur Orge, que es un importante nudo ferroviario desde París en dirección al sur de Francia por Orleans.

De acuerdo con la agencia francesa AFP, el tren llegó a la estación a una velocidad alta. Allí se partió en dos a las 17.15 horas por motivos que aún se desconocen. Parte del tren continuó rodando, mientras que el resto quedó tumbado sobre las vías o incrustado en el andén.

Michael Pouzols, testigo del accidente, ha señalado a AFP que éste «ha sido espectacular», y añade que una parte de los viajeros del tren han podido ser evacuados pero el resto permanece atrapada en el tren.

«Espectáculo apocalíptico»

El Ministerio del Interior galo ha declarado el nivel de emergencias rojo a las 17.23 horas, destinado a afrontar accidentes en los que se produce un elevado número de víctimas.

El alcalde de la localidad, Bernard Decaux, ha relatado a «Le Parisien» que «tres vagones están aplastados los unos contra los otros ante la estación y un cuarto está volcado un poco más lejos hacia el sur». El alcalde socialista, que no ha dudado en calificar lo ocurrido de «espectáculo apocalíptico».