Buenos Aires amanece llena de basura por la huelga de camioneros
Hugo Moyano, a la izquierda, con el matrimonio Kirchner, en una campaña electoral en 2009 - reuters

Buenos Aires amanece llena de basura por la huelga de camioneros

Segundo paro en un año contra el gobierno de Cristina Fernández, liderado por su exaliado Hugo Moyano

Actualizado:

Buenos Aires amaneciócon un sol radiante pero… llena de basura. La huelga de la poderosa central camionera de Argentina -la segunda en un año- tuvo dos efectos inmediatos: la no retirada de los residuos de las calles y los cortes de carreteras.

Liderado por Hugo Moyano, el sindicato del camión protagoniza un paro de 24 horas como gesto de protesta contra el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Paradójicamente, Moyano y el matrimonio Kirchner fueron estrechos aliados durante los dos primeros gobiernos, pero en éste -segundo de la presidenta y tercero consecutivo de un Kirchner- la relación se rompió y ahora son acérrimos enemigos.

Moyano niega que el paro tenga motivos políticosMoyano insistió en que la huelga «es una forma de protesta para que Cristina (Fernández) reflexione», pero se esforzó en negar que sus intenciones fueran políticas. «Los que dicen que es un paro político -se quejó- deberían ir a explicarle a la gente por qué les descuentan tanto del impuesto a las ganancias y por qué todos los trabajadores no cobran las asignaciones familiares (subsidios)». El sindicalista apuntaba al reparto interesado de esos planes.

Las fuerzas leales a Moyano, como la Central de Trabajadores de Argentina y la Unión de Trabajadores Judiciales, se sumaron a la protesta y tenían previsto marchar esta tarde a la emblemática Plaza de Mayo donde está emplazada la Casa Rosada, sede del Ejecutivo. Allí el gobierno desplegó un extraordinario dispositivo de seguridad.

En junio de 2012, Moyano logró organizar la primera huelga general en Argentina de diez años. Como consecuencia de la misma Argentina sufrió severos problemas de desabastecimiento.

El primer roce público que tuvo Moyano con la presidenta fue cuando expresó públicamente su deseo de tener un «presidente trabajador». Cristina Fernández, no desaprovechó la ocasión para recordarle que ella era, desde muy joven, una trabajadora. La brecha entre ambos fue abriéndose desde 2011 hasta el punto de que la Central General del Trabajo (CGT), que codirigía el camionero quedó, una vez más en la historia, dividida en dos facciones.

Previsible derrota

Moyano, con aspiraciones presidenciales, forma parte de la lista de diputados del frente Unión por la Libertad y el Trabajo en la provincia de Buenos aires. Esta coalición esta liderada por el peronista Francisco de Narváez y cuenta con una intención de voto en torno al 15 por ciento, aunque confía en dar la sorpresa en las primarias del 11 de agosto, de cara a laselecciones legislativas de octubre, donde se renuevan parcialmente ambas Cámaras.

Los últimos sondeos prevén una derrota del kirchnerismo en las primarias. Estas se consideran un anticipo de las legislativas de octubre. El oficialismo consiguió que la juez María Servini de Cubria le diera luz verde para incorporar en sus papeletas la figura de Néstor Kirchner y de Perón. La presidenta de Argentina, responsable de las listas oficiales, pretende con esa medida lograr el gancho electoral del que hoy, según los sondeos, carece. No obstante, las consultoras interpretan que el 25 por ciento del electorado responde de forma casi incondicional al oficialismo.