Estados Unidos presiona a Hong Kong para que extradite al «topo» Snowden
Cartel en apoyo a Snowden en el centro de Hong Kong, el pasado martes - reuters

Estados Unidos presiona a Hong Kong para que extradite al «topo» Snowden

Washington sugiere que una respuesta negativa «complicaría la relación entre ambos países». El joven informático, «en lugar seguro»

Actualizado:

Las autoridades estadounidenses ya se han puesto en contacto con las de Hong Kong para solicitar la extradición de Edward Snowden, el trabajador subcontratado de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) que ha filtrado la existencia del programa de escuchas masivas conocido como PRISM, según ha revelado este sábado el asesor de Seguridad de la Casa Blanca, Tom Donilon.

«Nuestros funcionarios están ya en contacto [...] con las autoridades de Hong Kong», ha explicado Donilon en declaraciones a la cadena CBS. «Creemos que los cargos presentados son una causa sólida para la extradición según el tratado, el tratado de extradición entre Estados Unidos y Hong Kong», ha añadido.

«Hong Kong ha sido históricamente un país que ha colaborado con Estados Unidos en casos de aplicación de la ley y esperamos que cumplan con el tratado en este caso», ha argumentado. Otra fuente oficial, citada por la agencia Reuters, aseguró que si las autoridades hongkonesas no actúa pronto, eso «complicará» las «relaciones bilaterales» entre ambos países.

Excepciones

El pasado 14 de junio se presentó una denuncia penal contra Snowden por los delitos de espionaje y de robo de propiedad gubernamental, un pliego de cargos que ha sido desvelado este viernes en un tribunal federal de Virginia.

Aunque existe un tratado de extradición entre ambos países, el texto contempla excepciones en casos políticos tales como el espionaje. Además, Snowden podría solicitar asilo en Hong Kong.

El propio Snowden reveló que se encontraba en Hong Kong poco después de publicarse las filtraciones, pero no estaría bajo protección policial, según publica este sábado «The South China Morning Post», que sostiene que está «en un lugar seguro».