Un nuevo disidente preso en huelga de hambre y en estado «crítico» en Cuba
José Daniel Ferrer, secretario ejecutivo de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) - twitter/@jdanielferrer

Un nuevo disidente preso en huelga de hambre y en estado «crítico» en Cuba

Wilberto Parada comenzó la protesta hace poco más de un mes junto a otro opositor para denunciar su violenta detención

Actualizado:

El preso político cubano Wilberto Parada Milán se encuentra en «estado crítico» en una celda del hospital de la cárcel de Combinado del Este, después de 31 días en huelga de hambre, según informó a ABC su mujer, Yudisnelis Rodríguez Reina. Parada, activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), fue detenido «con violencia» el pasado 30 de marzo junto a otro miembro del movimiento, Roberto Hernández Barrio. Su único delito, según este testimonio, fue «expresarse libremente».

Pocos días antes de su arresto, los dos opositores participaron en una protesta pacífica en la Habana Vieja contra «el abuso de los policías hacia los cuentapropistas», como se les llama a los trabajadores del incipiente «sector no estatal» cubano. Ambos fueron entonces amenazados, lo que se cumplió tres días después, cuando agentes de la Policía Nacional Revolucionaria les reclamaron el documento de identidad en una calle de La Habana.

Parada y Hernández respondieron a las «ofensas verbales» que recibieron al grito de «¡Abajo Fidel!, ¡Abajo, Raúl!». A continuación, según relató Yudisnelis este miércoles, fueron golpeados: Wilberto necesitó tres puntos de sutura en la cabeza tras caer al suelo y a Roberto le rompieron un brazo.

La mujer del disidente denunció además que «no ha recibido ningún tipo de atención médica» desde que se encuentra en la celda hospitalaria de la enorme prisión habanera. No le dejan verlo, solo le han explicado que sigue en huelga de hambre, que «su cuerpo se deteriora poco a poco» y que su situación es «crítica».

Roberto Hernández también se puso en huelga de hambre pero, al perder el conocimiento, fue trasladado la semana pasada a una sala del mismo hospital, donde «fue medicado». Al parecer, ya ha regresado a la cárcel de Valle Grande, donde ambos fueron recluidos en un principio.

Los dos activistas de la Unpacu fueron acusados de «atentado contra la autoridad», «cuando ocurrió al revés, fueron ellos los agredidos», subrayó la esposa de Wilberto. El opositor es «cuentapropista», vende artesanía en La Habana. El matrimonio tiene un hijo de dos años, Ezequías.

«Pacíficos y activos»

Las fuerzas de seguridad del régimen de los Castro tienen en su punto de mira a los activistas de la Unpacu, que propugnan una «oposición pacífica y activa». En los últimos meses, este movimiento que el disidente José Daniel Ferrer fundó durante el verano de 2011 en Santiago de Cuba se ha extendido por toda la isla. Se han sumado otros exprisioneros de conciencia de la Primavera Negra de 2003, como Félix Navarro, y el periodista independiente Guillermo Fariñas, hoy portavoz de la Unpacu y en plena gira internacional.