Confirman la muerte de siete insurgentes responsables del ataque al aeropuerto de Kabul
Miembros de las fuerzas de seguridad inspeccionan el lugar donde se ha producido un ataque en el aeropuerto internacional de Kabul en Afganistán - efe

Confirman la muerte de siete insurgentes responsables del ataque al aeropuerto de Kabul

ISAF asegura que ningún civil ha resultado herido

Actualizado:

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad afgana(ISAF) liderada por la OTANha confirmado la muerte de los siete insurgentes que han atacado esta madrugada el Aeropuerto Internacional de Kabul y que ningún civil ni los efectivos de las fuerzas de seguridad afganas han resultado víctimas ni heridos.

«Los enfrentamientos en Kabul han finalizado con todos los insurgentes abatidos por las fuerzas de seguridad afganas», ha confirmado la ISAF en un comunicado difundido a través de la red social Facebook. «En este incidente, no han resultado heridos ni civiles ni fuerzas de seguridad», ha confirmado la misión internacional bajo mando aliado.

Los talibán han reivindicado el ataque perpetrado en la madrugada de este lunes contra el Aeropuerto Internacional de Kabul, que ha dado lugar a un enfrentamiento de cuatro horas con las fuerzas de seguridad afganas después de que un grupo de insurgentes vestidos al parecer con el uniforme de la Policía, ha tomado una casa en construcción cercana a la terminal.

Los vuelos han sido cancelados

Desde allí, los talibán han lanzado un potente ataque contra esta importante infraestructura, en concreto, contra la base militar que la OTAN y la Fuerza Aérea afgana poseen allí, ubicada al oeste de la zona dedicada a usos civiles.

Entonces, se ha desatado un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, en el que dos talibán se han inmolado y al menos cinco han sido abatidos. Además, los efectivos afganos han destruido una camioneta cargada con explosivos que estaba escondida entre unos matorrales.

«La operación de limpieza dentro del edificio está en marcha», ha precisado ISAF en la nota, en la que destaca que «la situación está de vuelta a la normalidad».

ISAF ha confirmado que dos de los insurgentes fueron capaces de detonar sus chalecos explosivos, mientras que los otros cinco insurgentes han sido abatidos por las fuerzas de seguridad. Cinco chalecos con explosivos y algunas armas han sido abandonadas en el lugar, según la misión internacional.

Como consecuencia de este ataque, los vuelos desde el Aeropuerto Internacional de Kabul han sido cancelados y los vuelos entrantes han sido desviados hacia el ubicado en la ciudad de Mazar-e-Sharif, en el norte de Afganistán.