Maduro da marcha atrás y ordena parar el «papachip» de racionamiento
Nicolás Maduro juega un partido de baloncesto, este viernes en el sector caraqueño de Macarao - efe

Maduro da marcha atrás y ordena parar el «papachip» de racionamiento

«Es una locura, esa no es la solución de este Gobierno revolucionario», reconoció el mandatario venezolano sobre la medida que se iba a implantar el lunes en Zulia

Actualizado:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó suspender el sistema electrónico de racionamiento de alimentos, conocido como el «papachip», al estilo de la libreta cubana, que iba a comenzar a aplicarse en el estado Zulia el próximo lunes. Se trataba de un plan piloto en 65 supermercados de Maracaibo que iban a ser controlados por la gobernación zuliana, afín a Caracas.

«La solución es producir», admite el presidenteLa indignación y rechazo que ha generado la propuesta de Zulia, estado petrolero que aporta el 60% de la riqueza petrolera del país, fue determinante para que el Gobierno de Maduro diera marcha atrás.

El racionamiento de la comida es una cuestión sensible para los venezolanos, que temen que la cartilla o «papachip» se institucionalice. En su respuesta al problema, el presidente Maduro mostró su desacuerdo con la medida este sábado y pidió al gobernador Arias Cárdenas que fuera eliminado de forma inmediata.

En este sentido, Maduro recalcó que «la solución es producir y crear conciencia en el consumo de la familia venezolana. Ya hablé con el gobernador y está de acuerdo. Es una locura, esa no es la solución de este Gobierno revolucionario».

Inflación disparada

La inflación de los alimentos se disparó en un 63,12 % en el último año. Maduro también ordenó liberar las reservas de los alimentos al ministro de de Alimentación, Félix Osorio, al mismo tiempo que exhortó a los venezolanos a dejar el «nerviosismo» y «regularizar el consumo».