«Los resultados de las elecciones de Guinea Ecuatorial son inventados»

El partido de Teodoro Obiang obtiene una aplastante victoria en los comicios legislativos y municipales, mientras la oposición denuncia a ABC la desaparición de votos

Actualizado:

El gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial ha logrado una victoria aplastante en las elecciones legislativas y municipales celebradas el pasado domingo en el país africano, según confirmó el ministro del Interior y Corporaciones Locales, Clemente Engonga.

Conforme a las cifras ofrecidas (el número real de votos es desconocido), el partido de Teodoro Obiang obtuvo 99 de los cien diputados de la Cámara de Representantes del Pueblo y 74 de los 75 senadores de la Cámara Alta.

«Los resultados que ha publicado el Gobierno no tienen nada que ver con la realidad de las urnas. Son resultados inventados, fruto de la naturaleza tiránica de este régimen. Es escandaloso. Hacen desaparecer votos», asegura a ABC Plácido Micó, secretario general del grupo Convergencia para la Democracia Social (CPDS) y, hasta ahora, único diputado de la oposición en el Parlamento, quien reconoce que el Gobierno de Obiang opera con «total desprecio de la ley»

De igual modo afirma Wenceslao Mansogo, activista pro Derechos Humanos y miembro destacado del partido CPDS: «Este hombre (Obiang) va en contra de todo sentido común. Los resultados que ha publicado difícilmente una persona normal se atrevería a proclamarlos en público y ellos lo hacen sin el mínimo rubor».

El pasado año, Mansogo estuvo cuatro meses en prisión por cargos de índole política, aunque sería finalmente indultado. Tras apelar la condena y la pena impuestas, espera a día de hoy que la Corte Suprema de Justicia se pronuncie al respecto.

En este sentido, el resultado electoral parece haber cumplido su máximo objetivo: allanar el camino de Obiang (al mando desde 1979) hacia una próxima sucesión en su hijo «Teodorín».

De compras por el mundo

Al vástago presidencial, de momento, no parece irle mal. Según el el Departamento de Justicia de Estados Unidos, «Teodorín» dilapidó, presuntamente, entre 2004 y 2011 cerca de 300 millones de dólares en propiedades alrededor del mundo, a pesar de que su salario como ministro de Agricultura y Bosques era de «apenas» 6.799 dólares mensuales.

En el recuerdo, el escándalo que en 2004 sumió al banco estadounidense National Riggs -que desde hacía casi dos siglos manejaba las cuentas de presidentes y jefes de Estado- en operaciones de blanqueo de dinero procedente de la familia Obiang.

Aunque las cifras locales tampoco es que dejen demasiado bien a la parentela. A pesar de producir cerca de 340.000 barriles diarios de petróleo para una población estimada en 720.000 habitantes (2011), el 75% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, el 35% morirá antes de cumplir los 40 años, y el 58% no cuenta con acceso a agua potable.