Guinea Ecuatorial vota para consolidar la dictadura de Obiang
Teodorín, hijo de Obiang, se encuentra en el centro de la polémica - abc

Guinea Ecuatorial vota para consolidar la dictadura de Obiang

El objetivo es superar el 99% de los sufragios logrados en los anteriores comicios legislativos y municipales

Actualizado:

«Debemos seguir el programa de consolidación de nuestra democracia». La palabrería tendría hasta gracia si no perteneciera al gobernante de un país donde el 75% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, el 35% morirá antes de cumplir los 40 años, y el 58% no cuenta con acceso a agua potable.

Guinea Ecuatorial se enfrenta este domingo a unas nuevas elecciones legislativas y municipales encaminadas a consolidar el poder del presidente Teodoro Obiang, al mando desde 1979 (y autor de la cita anterior), así como para allanar el terreno hacia una próxima sucesión en su hijo «Teodorín».

«La campaña se ha desarrollado en condiciones inadmisibles: No hemos tenido acceso al censo ni a la lista de candidatos del partido de Obiang», asegura a ABC Wenceslao Mansogo, activista pro Derechos Humanos y miembro destacado del partido opositor Convergencia para la Democracia Social (CPDS). En 2008, fecha de los anteriores comicios, su partido tan solo logró un escaño parlamentario, por el 99% de los votos del gubernamental Partido Democrático de Guinea Ecuatorial.

«Obiang quiere dejar a su hijo («Teodorín») en el poder. Incluso, entre miembros de su propio partido, hay gente que no aguanta esta idea», reconoce a este diario Plácido Micó, secretario del CPDS y, hasta ahora, único diputado de la oposición en el Parlamento.

Al vástago presidencial, de momento, no parece irle mal. Según el el Departamento de Justicia de Estados Unidos, «Teodorín» dilapidó, presuntamente, entre 2004 y 2011 cerca de 300 millones de dólares en propiedades alrededor del mundo, a pesar de que su salario como ministro de Agricultura y Bosques era de «apenas» 6.799 dólares mensuales.

En el recuerdo, el escándalo que en 2004 sumió al banco estadounidense National Riggs -que desde hacía casi dos siglos manejaba las cuentas de presidentes y jefes de Estado- en operaciones de blanqueo de dinero procedente de la familia Obiang.

Entre los «top» de la corrupción

Aunque las cifras locales tampoco es que dejen demasiado bien a la parentela. A pesar de producir cerca de 340.000 barriles diarios de petróleo para una población estimada en 720.000 habitantes (2011), recientemente, la organización Trasparencia Internacional situaba a Guinea Ecuatorial como uno de los trece países más corruptos del mundo.

Que el domingo «todo el mundo vaya a depositar su voto favorable para nuestra coalición a fin de conseguir una victoria del cien por cien», se atrevió a decir Obiang en su cierre de campaña.