Activistas de extrema derecha ocupan la sede del Partido Socialista en París
Ocupación de la sede de los socialistas franceses - @Gaucheforte

Activistas de extrema derecha ocupan la sede del Partido Socialista en París

Los manifestantes fueron desalojados poco después, tras colgar una pancarta pidiendo la dimisión del presidente Hollande. Miles de personas vuelven a salir a la calle contra la ley que autoriza las bodas gays

Actualizado:

Un «comando» de una docena de jóvenes militantes de Generation Identitaire (GI), un grupúsculo de extrema derecha, «tomaron» esta tarde la sede del Partido Socialista francés. Aunque las fuerzas de seguridad «liberaron» el edificio poco después, varios portavoces del colectivo publicaron varias fotos del «asalto» en las redes sociales, mostrando la terraza del partido gubernamental «tomada» por un grupo de jóvenes mal identificados en la imagen, que colgaron una pancarta en la que podía leerse «Hollande dimisión».

La «toma» se produjo a la misma hora, y muy cerca, de lugar donde miles de manifestantes protestaban contra la adopción de la ley que autoriza el matrimonio homosexual. Se trata, sin embargo, de una «acción» que desborda con flecos que rozan la violencia al colectivo «La Manifestación para todos», donde se integran católicos, musulmanes, homosexuales, lesbianas y sindicalistas católicos, radicalmente contrarios a las manifestaciones y acciones de los grupúsculos de extrema derecha.

Las marchas convocadas para este domingo reunieron, según la policía, a unos 150.000 manifestantes. Los organizadores elevan esa cifra a más de un millón de personas contrarias a la ley.

Prueba de fuerza

«La Manifestación para todos» había convocado una última y gran manifestación parisina, para prolongar indefinidamente las protestas contra la política de Hollande en temas de sociedad y familia. Varios grupúsculos de extrema derecha habían anunciado «acciones espectaculares» coincidiendo con la pacífica prueba de fuerza del colectivo «La Manifestación para todos».

Generation Identitaire es un grupúsculo de extrema derecha, a la derecha del Frente Nacional (FN), la formación que ha federado las distintas familias de la extrema derecha. Tras el eclipse de Jean-Marie Le Pen y la emergencia del nuevo liderazgo de su hija, Marine Le Pen, comenzaron a «florecer» grupúsculos extremistas que consideran «demasiado moderado» al FN.

GI pertenece a esta nueva extrema derecha de la extrema derecha francesa, donde hay familias ultra católicas y ultra nacionalsitas, algunas de las cuales coquetean con grupúsculos neonazis.