Secuestran, matan y queman a tres chinas que robaban comida en cementerios de Rusia

Un funcionario de la República rusa de Jakasia, de alertó de que se había localizado en campo abierto tres cuerpos calcinados, presuntamente de las mujeres secuestradas

Actualizado:

Tres ciudadanas chinas fueron raptadas, asesinadas y quemadas en la República rusa de Jak asia, en el centro de Siberia y no lejos de la frontera con China, tras ser vistas robando comida en un cementerio local, han informado este miércoles las autoridades rusas. "Una ciudadana china cursó este miércoles una denuncia sobre la desaparición de tres compatriotas suyas en una comisaría de la República de Jakasia", ha explicado un portavoz del ministerio ruso, citado por la agencia Interfax.

La denunciante explicó que las tres mujeres recogían comida en un cementerio de la localidad de Tasheb cuando fueron obligadas a subirse en un coche por tres hombres no identificados. "A las 21.00 hora local (13.00 GMT), se localizó en campo abierto tres cuerpos calcinados, presuntamente de las mujeres secuestradas", precisó el funcionario de Interior.

Las autoridades regionales trabajan en el lugar del homicidio para aclarar las circunstancias de los hechos. En Rusia, como en otros lugares del mundo, es costumbre que la gente deje sobre las tumbas ofrendas de comida y objetos que sean del agrado del difunto; por ello, el robo de esas piezas se considera una profanación.