El chavismo neutraliza Globovisión, la TV más crítica con el régimen
Redacción de Globovisión en Caracas - afp
venezuela

El chavismo neutraliza Globovisión, la TV más crítica con el régimen

El director de la cadena, Vladimir Villegas, hermano del ministro de Comunicación, renuncia el primer día en el cargo por «diferencias» con la nueva línea editorial

Actualizado:

El chavismo ha conseguido neutralizar Globovisión, la televisión más crítica con el Gobierno de Venezuela, al forzar la venta de este canal de noticias tras una larga campaña de acoso político y económico. La venta fue anunciada por el vicepresidente de la cadena, Carlos Zuloaga, hijo del fundador de Globovisión, Guillermo Zuloaga, quien reside en Estados Unidos y es considerado por el chavismo como prófugo de la Justicia. Éste ya había anunciado en marzo la venta del canal:«Somos inviables económicamente porque nuestros ingresos ya no cubren nuestras necesidades... Somos inviables políticamente porque estamos en un país polarizado y del lado contrario de un Gobierno todopoderoso», afirmó.

Tras una polémica negociación, la venta de la cadena se formalizó con un grupo mediático del oficialismo presidido por el empresario Juan Domingo Cordero. Es el segundo canal de televisión crítico que el Gobierno toma bajo su control. El primero fue la cadena Radio Caracas Televisión, RCTV, que se vio obligada a cerrar sus emisiones hace seis años porque el entonces presidente Hugo Chávez no le renovó la licencia.

Globovisión ha resistido a duras penas, pese a las varias multas que le han impuesto en estos años. Hasta que el oficialismo consideró que era preferible comprar el canal en vez de cerrarlo para no asumir el coste político que tal acción supondría.

Los nuevos dueños pretenden que sea «un canal donde quepan todas las tendencias»En su carta de despedida, Zuloaga afirmó que los nuevos dueños del canal le han comunicado su intención de que Globovisión «sea un canal informativo donde quepan todas las tendencias». Sin embargo, en su primer día como director de la cadena, Vladimir Villegas, hermano del ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, aunque situado en una oposición moderada al régimen, renunció al cargo por «las diferencias que surgieron con la nueva directiva de Globovisión». «Estando en desacuerdo con lo que se proponen hacer, prefiero no asumir (el cargo)», señaló.

El periodista opositor Leopoldo Castillo, que dirige el programa «Aló Ciudadano», afirmó que asumirá la dirección de la cadena sólo tres meses si la salud se lo permite. «No tengo nada que temer de que se cambie nuestra línea; que tengamos acceso a otras fuentes es lo que deseamos», afirmó.

Cuatrocientos medios

Con la neutralización de Globovisión, el Gobierno venezolano tiene una hegemonía prácticamente total de los medios a través de una estructura integrada ahora por casi 400 medios de comunicación a su servicio.