La explosión de Texas causó un seísmo de 2,1 grados
Imagen de un vehículo siniestrado tras la explosión - REUTERS

La explosión de Texas causó un seísmo de 2,1 grados

Además, se ha llegado a sentir en viviendas situadas a 80 kilómetros de la fábrica de fertilizantes

Actualizado:

La explosión en una fábrica de fertilizantes de la localidad de West, en el estado de Texas, se sintió en viviendas situadas a 80 kilómetros a la redonda y provocó un terremoto de 2,1 de magnitud en la escala de Richter, según ha informado el observatorio geológico de Estados Unidos (USGS). "Ha sido como una bomba nuclear", ha declarado el alcalde de West, Tommy Muska, citado por la CNN.

De momento, el único balance oficial de víctimas es el facilitado por el sargento W. Patrick Swanton, de la Policía de Waco, quien en rueda de prensa ha informado de "entre cinco y quince muertos" y de más de 160 heridos cuya gravedad varía considerablemente de unos a otros, según ha indicado la edición digital del diario local 'Waco Tribune Herald'. Según el director del sistema de emergencias de West, George Smith, de momento se ha confirmado el fallecimiento de seis bomberos, dos médicos de emergencias y un agente de Policía, así como la desaparición de siete enfermeras de una residencia de ancianos colindante y de un agente municipal.

Fuentes oficiales han informado también a Reuters de la desaparición de seis bomberos voluntarios. El propio George Smith había declarado previamente que "los bomberos temen que el número de víctimas aumente hasta los 60 o 70 muertos", según la CNN. Muchas viviendas han quedado destruidas y se prevé el hallazgo de cadáveres entre sus restos, según el responsable de emergencias. Los servicios de rescate están inspeccionando casa por casa en busca de supervivientes y víctimas en toda la zona afectada por el desastre.

Se desconocen las causas

De momento se desconocen las causas de la explosión en la fábrica de la empresa West Fertilizer Co., ubicada justo al lado de un complejo de apartamentos, una residencia de ancianos y un colegio. Según el sargento W. Patrick Swanton, se está investigando si la explosión ha sido provocada voluntariamente o se ha debido a una reacción química. El departamento sobre Armas de Fuego y Explosivos de la Policía ha recibido la orden de investigar la explosión. "No tenemos ningún indicio de que se haya debido a otra cosa que a un incendio accidental", ha precisado Swanton.

El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, D.L. Wilson, ha informado -citado por el diario 'Waco Tribune Herald'- de que la mitad de la población de West (2.800 habitantes) ha sido evacuada, incluidas las 133 personas que estaban en una residencia de ancianos situada junto a la fábrica de fertilizantes. Además, ha señalado que entre 50 y 75 edificios han sufrido daños y, en concreto, que un complejo residencial con 50 viviendas ubicado cerca de la fábrica de fertilizantes "ha quedado como un esqueleto". El colegio ha resultado también afectado y toda su estructura va a ser revisada.