¿Cuándo disparará Corea del Norte sus misiles?
Kim Jong-un (centro) visitaó ayer el Palacio del Sol, mausoleo de su abuelo y padre fallecidos. - efe
INTERNACIONAL

¿Cuándo disparará Corea del Norte sus misiles?

El retraso en su esperado ensayo balístico podría indicar que hay conversaciones secretas para rebajar la tensión

PABLO M. DÍEZ
Actualizado:

¿Cuándo disparará Corea del Norte los misiles Musudan de alcance medio que, a tenor de las imágenes tomadas por satélites espía, había desplegado en su costa oriental? Tras un mes de provocaciones constantes y amenazas casi diarias, Corea del Sur sospechaba que el régimen de Kim Jong-un los iba a lanzar el lunes a modo de ensayo balístico. Conociendo la retórica belicista norcoreana, no podía elegir mejores fuegos artificiales para festejar el Día del Sol, el 101 aniversario del nacimiento de Kim Il-sung, fundador del país y abuelo de su actual dictador.

Pero, una vez más, el régimen estalinista de Pyongyang volvió a despistar a los servicios secretos y expertos de todo el mundo al optar por una celebración eminentemente popular y sin alardes militares ni desfiles con soldados marchando al paso de la oca. “Esperábamos el lanzamiento de los misiles, pero la oferta de diálogo de Corea del Sur y Estados Unidos parece haber influido en el Norte”, explica a ABC Bong Young Shik, director del Centro de Política Exterior del Instituto Asan. En su opinión, "todos los indicios apuntan a que hay conversaciones secretas, pero no directas sino a través de China, para rebajar la tensión, acabar con las provocaciones y devolver a Corea del Norte a la mesa de negociaciones”.

En teoría, porque todavía no han sido probados, los misiles Musudan de medio alcance tienen capacidad para recorrer entre 3.000 y 4.000 kilómetros, lo que pone a tiro Japón y la base estadounidense de la isla de Guam, en el Pacífico. Tras sus sonados fracasos del pasado, Corea del Norte parece haber mejorado la fiabilidad de sus proyectiles. De hecho, un informe de una agencia dependiente del Pentágono incluso sospecha que podría cargar sus misiles con una cabeza nuclear.

El 31 de agosto de 1998, Pyongyang dio el primer aviso de su capacidad ofensiva lanzando un proyectil de largo alcance, denominado Taepodong-1, que sembró el miedo en la comunidad internacional al atravesar el espacio aéreo de Japón. Desde entonces, sus provocaciones bélicas forman parte de su agenda diplomática para perpetuar en el poder a la saga de los Kim, que va ya por su tercera generación, bajo la política “songun” de primacía militar.

Cohetes para el Día de la Independencia

El 5 de julio de 2006, en plena resaca tras el Día de la Independencia en EE.UU., Pyongyang disparó al menos siete misiles balísticos de prueba, entre ellos un Taepodong-2, que explotó en el aire a los 42 segundos de vuelo. Al parecer, se trataba de un misil intercontinental con capacidad para recorrer 10.000 kilómetros, que podría ser armado con una cabeza nuclear y en teoría sería capaz de llegar a Hawai y golpear las costas de Alaska, pero los expertos dudan de su fiabilidad.

El 5 abril de 2009, Corea del Norte amargó a la OTAN la cumbre para la celebración de su 60 aniversario lanzando otro misil de largo alcance encubierto bajo la puesta en órbita de un satélite de comunicaciones. Aunque, según EE.UU., Corea del Sur y Japón, dicha prueba fracasó porque el cohete se estrelló junto a su carga en el Océano Pacífico, demostró la mayor capacidad ofensiva de los Taepodong-2 al recorrer más de 3.000 kilómetros. El 4 de julio de 2009, de nuevo mientras EE.UU. conmemoraba su Día de la Independencia, Corea del Norte disparó cinco misiles Scud, con capacidad para recorrer entre 300 y 500 kilómetros y dos del tipo Rodong, que pueden llegar hasta los 1.300 kilómetros.

En abril del año pasado, en plenas celebraciones por el centenario del nacimiento de Kim Il-sung, padre de la patria y abuelo del actual dictador, Pyongyang volvió a fracasar estrepitosamente cuando su cohete Unha-3 estalló en pleno vuelo tras recorrer poco más de cien kilómetros en su intento por poner en órbita otro satélite. Finalmente, lo consiguió el pasado 12 de diciembre, cuando disparó otro cohete similar que sobrevoló el Mar Amarillo y la isla japonesa de Okinawa antes de poner en órbita un satélite y finalmente caer cerca de Filipinas.

Aunque Corea del Norte es uno de los países más pobres y herméticos del planeta, ha desarrollado una potente industria militar y un avanzado programa nuclear. Para disuadir a EE.UU. de un cambio de régimen y jugar la baza de la diplomacia atómica, Pyongyang llevó a cabo su primer ensayo nuclear en octubre de 2006, el segundo en mayo de 2009 y el tercero el pasado mes de febrero. Todas estas pruebas han venido seguidas de resoluciones de condena y sanciones de la ONU, contra las que Corea del Norte ha respondido con más lanzamientos de misiles. Por eso, la pregunta ahora no es si Kim Jong-un ordenará disparar o no los Musudan de medio alcance, sino cuándo.