Bersani advierte de que la situación de Italia es «dramática» y que necesita «milagros»
El líder de la coalición de centroizquierda, Pier Luigi Bersani - efe

Bersani advierte de que la situación de Italia es «dramática» y que necesita «milagros»

Berlusconi insiste en una gran coalición y amenaza con volver a las urnas si un moderado no es elegido presidente

Actualizado:

El líder del centro-izquierda italiano, Pier Luigi Bersani, ha advertido este lunes de que la situación de Italia es «dramática» y que el país necesita «milagros», mientras continúa su ronda de contactos de cara a la formación de Gobierno. Bersani, que, tras recibir el encargo de forma gobierno, el domingo se reunió con representantes de la patronal Confindustria y este lunes lo ha hecho con los principales sindicatos, ha subrayado que «la situación es dramática, lo han dicho todos».

Según el líder del Partido Democrático, el presidente de la patronal «fue clarísimo, se cree que la crisis esté ya a nuestra espalda y, sin embargo, está por delante de nosotros». Por ello, ha señalado, en declaraciones a la prensa durante una pausa en sus consultas, «hacen falta milagros» para relanzar el país.

Las palabras de Bersani han sido corroboradas por los líderes sindicales, que han expresado su deseo de que Italia no vuelva a las urnas ante el resultado no concluyente de los comicios del pasado febrero. «La situación es seria, por no decir dramática. Perdemos miles de puestos de trabajo cada día, mientras en las próximas semanas otras muchas empresas cerrarán», ha afirmado el líder de UIL, Luigi Angeletti, reclamando «una baja seria de los impuestos y una reducción seria de los costes de la política». Por su parte, el líder del CISL, Raffaele Bonanni, ha expresado su rotundo rechazo a «que se vuelva a votar».

«Hace falta formar un gobierno, hacerlo a cualquier precio», ha subrayado, al tiempo que ha dicho no entender por qué los partidos no quieren «aliarse». «La situación es dramática y la política es el arte del acuerdo. Esto es lo que hace una clase política consciente», ha añadido Bonnani. La líder de CGIL, Susanna Camusso, ha defendido la necesidad de un gobierno que lleve a cabo cambios, principalmente en el plano impositivo y también en el administrativo, en el que ha pedido «el pago de los créditos de las empresas a las administraciones públicas». Asimismo, ha reclamado «medidas para la transparencia de la política» y que el futuro ejecutivo «se ocupe de la economía real».

Gran coalición

Entretanto, el exprimer ministro Silvio Berlusconi ha insistido este lunes en la creación de una gran coalición entre su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), y el Partido Democrático, en la que Bersani sería primer ministro y el secretario general del PDL, Angelino Alfano, viceprimer ministro. 'Il Cavaliere' ha planteado esta propuesta durante una reunión de los grupos parlamentarios del PDL, informa la agencia ADNKronos.

«O el PD cambia de línea 180 grados y se muestra disponible a un gobierno con el PDL y al mismo tiempo declara querer un moderado en la jefatura de Estado o se vuelve a votar lo antes posible», ha advertido Berlusconi en declaraciones a un programa de televisión. El exprimer ministro ha asegurado que la Liga Norte, su principal aliado, les apoya en esta postura y que acudirán juntos a las consultas con Bersani, al tiempo que ha dejado claro que su partido «no permitirá de ninguna forma» al PD que forme «un gobierno que excluya a más de un tercio de los italianos y que quiera poner las manos también sobre el presidente de la República».

Si esto ocurre, ha advertido, su partido no dejar que «funcione el Parlamento», sino que con los diputados y senadores que tiene «bloquearemos el trabajo parlamentario y llevaremos la protesta a la calle porque esto sería un golpe en Italia».

«Nosotros pedimos un gobierno con el PDL y un presidente de la República de procedencia moderada, que debe ser un hombre de garantía para todos», ha resumido 'Il Cavaliere'