Rajoy y todos los grupos parlamentarios, salvo Izquierda Plural, reciben a las Damas de Blanco
Berta Soler lidera a las Damas de Blanco - afp

Rajoy y todos los grupos parlamentarios, salvo Izquierda Plural, reciben a las Damas de Blanco

Su líder, Berta Soler, expresa satisfacción por visitar un país donde existe la «libertad»

Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y todos los grupos parlamentarios salvo Izquierda Plural han recibido hoy a una representación de las Damas de Blanco encabezada por su líder, Berta Soler, de visita en Madrid. El encuentro con el jefe del Ejecutivo ha tenido lugar en el Congreso, aprovechando la presencia de Rajoy en la sesión de control al Gobierno.

Ha sido una entrevista corta, de unos cinco minutos, en la que el presidente ha «escuchado» básicamente la exposición que las Damas han hecho sobre la situación de las libertades en la isla, ha explicado a Europa Press Blanca Rivero, representante de las Damas en España. Un portavoz del Palacio de la Moncloa ha señalado que el encuentro entre Rajoy y las Damas de Blanco --grupo que reúne a esposas y familiares de opositores cubanos-- se ha limitado a un «saludo de cortesía». La entrevista, ha explicado, se improvisó sobre la marcha después de que Soler pidiera en un encuentro previo con varios diputados ver al presidente del Gobierno, que a esa misma hora también se encontraba en la Cámara.

En su encuentro con diputados de todos los grupos parlamentarios, con la excepción de la Izquierda Plural, organizado por el PP, Soler ha comentado lo "contenta" que estaba de encontrarse en un país donde existe la "libertad". Que España es un país libre lo demuestra el hecho de que ayer partidarios del régimen castrista pudieran interrumpir un acto de Soler en Madrid, donde la líder de las Damas de Blanco habló de la situación en la isla y denunció la represión de las autoridades cubanas, ha subrayado en el encuentro el diputado del PP Guillermo Mariscal. En su opinión, eso demuestra que España es "un país donde quien quiere se puede quejar".

«Eso (la interrupción de los partidarios del castrismo) estuvo genial, esos señores le dieron el punto a la comida», ha contestado Soler a Mariscal. Además de Mariscal, han participado en el encuentro con las Damas de Blanco el secretario cuarto de la Mesa del Congreso y diputado del PP Teófilo de Luis, nacido en La Habana, y quien ha actuado de maestro de ceremonias.

Así como los diputados Pablo Casado, diputado del PP y presidente de Nuevas Generaciones de Madrid; Juan Moscoso (PSOE); Irene Lozano (UPyD); Jordi Xuclà (CiU); Aitor Esteban (PNV) y Carlos Salvador (UPN).

Reunión con Margallo

Tras la reunión con los representantes de los grupos, las Damas de Blanco han sido recibidas por el presidente del Congreso, Jesús Posada. Desde la Cámara Baja, las representantes de las Damas de Blanco se han dirigido al Palacio de Viana, donde les esperaba el jefe de la diplomacia española.

Ayer, las Damas de Blanco participaron en un acto junto a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, donde la expresidenta de la Comunidad reclamó una "investigación internacional" sobre el accidente de tráfico en el que murieron los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero, ya que ella no va a "creer a pies juntillas" la versión de las autoridades cubanas. García-Margallo ha respondido a Aguirre que el Gobierno no tiene constancia de que un coche de la seguridad cubana embistiera por detrás el vehículo en el que viajaban Payá y Cepero, y que conducía Angel Carromero, joven dirigente de NNGG condenado en la isla a cuatro años de prisión como responsable del accidente y que ha sido repatriado a España, donde ha obtenido el tercer grado.

Recientemente Carromero ha declarado al diario 'The Washington Post' que un segundo coche les golpeó por detrás, contradiciendo así la versión que él mismo dio en el juicio, en la que negó este extremo. El ministro de Exteriores ha reiterado en varias ocasiones que si Carromero o cualquier otra persona tiene pruebas que desmonten o cuestionen la versión oficial del accidente lo que debe hacer es ponerlas en conocimiento de la justicia. La familia de Payá no se cree la versión de las autoridades cubanas y sospecha que hubo un segundo vehículo de la seguridad castrista implicado en los hechos.

De ahí que reclame una investigación internacional e imparcial sobre el accidente, ya que no se ha podido acceder a las autopsias de las víctimas, ni al vehículo accidentado ni interrogar a los testigos. Recientemente la hija de Payá, Rosa María, también ha visitado Madrid, pero al contrario de lo que ha ocurrido con las Damas de Blanco, no mantuvo contactos con representantes del Gobierno español, aunque sí se entrevistó con el expresidente del Ejecutivo José María Aznar y con Angel Carromero.